2 policías nacionales evitan que una niña muera atragantada

La Tribuna
-

La menor, de tres años de edad, se atragantó comiendo una uva. Los agentes la cogieron en brazos y practicaron la maniobra de Heimlich para menores, logrando desobstruir sus vías respiratorias

Foto de recurso de una policía nacional.

Dos agentes de la Policía Nacional que se encontraban de servicio en la ciudad de Toledo evitaron el pasado domingo el atragantamiento de una menor de tres años de edad que había dejado de respirar al haberse obstruido sus vías respiratorias con una uva.
Los hechos tuvieron lugar sobre las 22:00 horas de la noche, cuando se recibió a través del 091 una llamada en la que una mujer solicitaba ayuda ya que su hija, de tres años de edad, se había atragantado durante la cena y no respiraba. De manera inmediata, se desplazaron hasta el lugar dos patrullas de la Policía Nacional.
Los agentes, que fueron los primeros en llegar al lugar, no dudaron en tomar a la pequeña en brazos y realizar la maniobra de Heimlich para menores, logrando desobstruir sus vías respiratorias y extrayendo la uva de grandes dimensiones que le impedía respirar.
La formación tiene un peso muy importante en la Policía Nacional. Durante los meses que pasan en la Escuela Nacional de Policía, en Ávila, los agentes reciben conocimientos básicos sobre primeros auxilios. Las técnicas que aprenden en esa primera etapa de su formación les servirán durante toda su vida laboral, y son cruciales en caso de que tengan que prestar una primera asistencia.