scorecardresearch
Diego Izco

TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Los 'penaltitos'

11/01/2022

Hasta la coronilla de los 'penaltis que se pueden pitar'. ¡Qué fácil es soltarlo de carrerilla! Justo después de '¡Uy! ¡Ojo con esa caída!' y entonces llega la repetición y el brazo del defensor se extiende sobre la espalda del atacante, que ejecuta un tirabuzón de 3,2 puntos de dificultad en salto de trampolín y adorna la pirueta con un grito para reclamar la atención sobre el escorzo. Y el comentarista, que lleva mucho tiempo en esto como para saber que no mojarse es la consecuencia directa de no meterse en charcos, lo dice:'Bueno, es un penalti de esos que se pueden pitar'. Qué rabia que nadie le responda, inmediatamente, 'pero, ¿tú lo pitarías? Porque para eso te pagamos, amigo'. 
Esos 'penaltitos' que trufan nuestras jornadas tienen truco en la repetición, señores, que parece que no hemos aprendido nada después de mil cámaras metidas en los campos de fútbol. Lo que en una repetición es un leve roce, un contacto mínimo, a toda velocidad es un desequilibrio claro. Hay una jugada en el Granada-Barça en la que De Jong recibe un empujón. Se va al limbo porque el árbitro interpreta que un 'toquecito' no puede desestabilizar y tumbar a un bigardo de metro noventa, y porque lo que en el campo sucede a 25 kilómetros por hora, en el VARsucede a cámara lenta. Y a esa velocidad los contactos son nimios, superfluos, casi caricias. ¿Por qué se rectifican tan pocos penaltis (los de 'mano' son otra cosa) desde la sala VOR? Porque son conscientes de que el mundo real implica velocidad real. 
¿La de Casemiro ante el Valencia? Un mínimo roce en el que el atacante hace mucho más que el defensor. Tal y como está de caro el gol en nuestra Liga, la última de Europa en producción ofensiva, hay que estar muy seguro antes de pitar penaltitos. Pero de ahí a 'robo' hay un trecho inmenso.