scorecardresearch

Las fiestas del Polígono tendrán 3 conciertos de primer nivel

F. J. R. / M. Gómez
-

Por motivos de seguridad no se puede instalar la feria en la calle Alberche, lo que ha generado malestar entre los feriantes. El Ayuntamiento ha ofrecido otras alternativas

Las fiestas del Polígono tendrán 3 conciertos de primer nivel - Foto: Yolanda Redondo

El Ayuntamiento de Toledo trabaja para dotar este año a las fiestas del Polígono con tres conciertos de primer nivel. Ese es el objetivo de la Concejalía de Festejos que dirige Maite Puig, que va a mantener el espacio del recinto ferial del barrio como zona de las actuaciones, pero que se ha encontrado con el problema de no poder cortar la calle Alberche para poder instalar allí la tradicional feria.

El motivo no es otro que la seguridad. Los artistas que el Consistorio planea traer al Polígono pueden llegar a mover a decenas de miles de personas, y la Policía Local ha emitido un informe en el que se advierte del peligro de cerrar al tránsito la vía. Una situación a la que, además, hay que sumar la puesta en marcha del nuevo hospital.

La noticia no ha sentado nada bien a los feriantes, que llevan décadas asentándose en esa zona. La Asociación de Industriales y Feriantes de Castilla-La Mancha se reunió ayer con los responsables municipales para tratar de alcanzar, sin éxito, un acuerdo.

El Ayuntamiento no va a comprometer la seguridad de los conciertos, y no se puede cerrar de ninguna forma la calle Alberche, por lo que plantearon a los feriantes un traslado a otra zona del barrio.

«Nosotros solamente pedimos dos cosas, que haya feria y que nos dejen ubicarnos donde siempre», explicó ayer Manuel Martínez, presidente de la Asociación de Industriales y Feriantes de Castilla-La Mancha, que al mismo tiempo matizaba, «lo fundamental es que haya feria, si por necesidades de organización o de la pandemia, tenemos que reubicarnos, no pondremos impedimento», aclaró, «lo que queremos es trabajar».

El colectivo de feriantes ha sido uno de los más castigados por los confinamientos y restricciones de la crisis del coronavirus, y es por eso que esperan llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento.

Las fiestas del barrio de Santa María de Benquerencia, que se celebrarán a finales del mes de junio, son un caso extraño dentro de los festejos vecinales de la ciudad.

En la década de los noventa, el alcalde del PP Agustín Conde decidió que fueran organizadas por el Consistorio, pasando a depender de su presupuesto.

Desde el movimiento vecinal del barrio culparon de esta acción al hecho de que las fiestas del barrio llegaron a ser tan buenas que eclipsaban a las del propio Corpus.

Sea como fuere, lo cierto es que la organización de las fiestas del Polígono comenzó a recaer en la Concejalía de festejos, y ahora, cuando se quieren potenciar aún más, los planes chocan con la seguridad y los intereses de los feriantes, que deberán buscar una nueva ubicación para este año.