scorecardresearch

Toledo vivirá el día 23 una concentración por el ferrocarril

J. Monroy
-

Reivindicará, contra el desmantelamiento de la red en la región, que el tren es un eje vertebrador del territorio, fundamental para la lucha contra el cambio climático y contra la despoblación

Toledo vivirá el día 23 una concentración por el ferrocarril - Foto: David Pérez

El objetivo es un ferrocarril «que vertebre el territorio y que enfríe el planeta», tal y como reza en el lema de la convocatoria. Por esa razón, la Plataforma por el Tren de Castilla-La Mancha ha organizado, junto a la Coordinadora Estatal y Alianza por el Clima, una semana de lucha en la región, entre el 21 y el 27 de noviembre, que en Toledo se concretará el miércoles 23, con una concentración en Zocodover, pero que también estará en Albacete, Talavera, Guadalajara o Cuenca. Finalmente, la Plataforma de Hellín acudirá el sábado a la gran manifestación de Madrid con una tamborada, «para que nos oigan en el Ministerio».

Eugenio Parreño, coordinador de la Plataforma, apuntó que esta semana de lucha viene por los problemas ferroviarios y en el contexto de la emergencia climática. En ese punto, «las actuaciones del Ministerio de Transportes no están colaborando nada con paliar esa emergencia, porque está sustituyendo ferrocarril por carreteras que emiten gases de efecto invernadero, y estamos empeorando aún más el clima». Además, eliminar el ferrocarril también suprime un medio de transporte sostenible para muchísima gente, «porque todo lo están centralizando en el AVE». De forma que, apuntó Parreño, muchos ciudadanos han perdido sus trenes de cercanía o de media distancia, «trenes necesarios para no despoblar los territorios». Porque, se mostró convencido, el ferrocarril, que están perdiendo estas personas, era un medio de despegue económico y estratégico, con el transporte de mercancías, para potenciar los territorios.

Apoyos. Estas reivindicaciones tienen el apoyo, por ejemplo, de CCOO. Su coordinador del Sector Ferroviario, Fernando García valoró que «tenemos la obligación de movilizar a la sociedad ante el deterioro que están sufriendo las líneas y el sector ferroviario en general». En la región, en concreto, «estamos ante un verdadero desmantelamiento del sector desde hace años», con pérdida de personal.

Por su parte, José Ramón Crespo, coordinador regional de IU, mostró su apoyo a las reivindicaciones y recordó que «ya firmábamos estas reivindicaciones en 2002, hace veinte años, junto a la Federación de Asociaciones de Vecinos, Ecologistas en Acción, CCOO y UGT». IU está convencida de que una forma de luchar contra la despoblación y el cambio climático es el transporte por ferrocarril, no solo para viajeros, sino también para mercancías, lo que es fundamental para la región. Porque «Castilla-La Mancha está sufriendo una despoblación tremenda, en gran parte producto de la falta de transportes de viajeros, pero también por la falta de desarrollo industrial, para el que el transporte por ferrocarril sería una gran herramienta».

José Luis García Gascón, coordinador de Podemos CLM, apostó por la movilización social para avanzar en la región. El tren será fundamental contra la crisis climática y en el contexto de inflación, un medio de transporte asequible. Su propuesta es recuperar todas las líneas convencionales de la región.

Todos ellos criticaron que la Junta dé el beneplácito al desmantelamiento de líneas como la de Madrid-Cuenca-Valencia, y el progresivo de las líneas de Madrid y La Sagra hacia Extremadura, así como Hellín-Chinchilla-Murcia y Madrid. Todo ello es contrario a las políticas europeas y de otras regiones, argumentaron.