scorecardresearch

El informe sobre la seguridad del ATC estará listo en marzo del año que viene

C.S.R.
-

Este informe -exigido por el Ministerio de Industria- es necesario para comenzar las obras del almacén de residuos nucleares previsto en el municipio conquense de Villar de Cañas

Los terrenos donde se instalará el ATC ya han sido vallados. - Foto: CSN

El último pleno del Consejo de Seguridad Nacional (CSN)ha dado luz verde a la contratación de «un servicio de apoyo» que ayude a sus técnicos a valorar la viabilidad del proyecto de construcción del Almacén de Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca).

En este sentido, y teniendo en cuenta las características del proyecto y el «volumen significativo» de información a analizar, el Consejo ya avanza que esta evaluación no estará lista hasta marzo del año que viene.

Cabe recordar que el Ministerio de Industria encargó el pasado enero al CSN un informe preceptivo sobre este proyecto, necesario para iniciar las obras de este almacén de residuos radiactivos. En 2006 la CSN ya emitió un dictamen favorable sobre el diseño genérico de esta instalación.

En principio, este año de estudio no afectará a los plazos que maneja la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), promotora de este proyecto, para construir el ATC en Cuenca, que está previsto que abra sus puertas en 2018. Ni interrumpirá tampoco los trabajos ya iniciados en el vivero de empresas adyacente al almacén, que estará terminado (y lleno) el próximo año, previsiblemente también en el mes de marzo.

La CSN acaba de iniciar los trámites para la contratación de servicios para la revisión de la seguridad de los estudios de caracterización del emplazamiento del ATC, por un precio máximo de licitación de 240.790 euros. La idea de este Consejo es que este equipo empiece a trabajar sobre el terreno en el mes de julio.

Ya el pasado mes de enero, la CSN tomó la decisión de nombrar un coordinador del proyecto ATC dentro de la estructura del organismo como apoyo a la Dirección Técnica de Seguridad Nuclear, en la coordinación de las actividades relacionadas con el proceso de evaluación técnica de las autorizaciones requeridas. Esta medida se tomó teniendo en cuenta la carga adicional de trabajo que supone resolver las evaluaciones requeridas por Industria y considerando el conocimiento previo que el CSN tiene de esta instalación.

Contratación que se suma a la ya conocida exigencia del CSN de más personal técnico para nutrir el futuro almacén de residuos nucleares de Villar de Cañas.

Tal y como publicaba hace unas semanas La Tribuna, El presidente de este Consejo, Martí Scharfhausen, advirtió en su última comparecencia ante la Comisión de Industria de «la escasez de personal técnico» para «poder responder con eficacia a la demanda de trabajo».