scorecardresearch

La Intervención detecta fallos de gestión

LT
-

Ayuda a Domicilio abusa de los contratos temporales, en la Escuela de Idiomas cae el número de usuarios y va a estudiar si las subvenciones cumplen los objetivos para los que conceden

La Intervención detecta fallos de gestión - Foto: Yolanda Lancha

El interventor municipal vuelve a recomendar una serie de medidas para mejorar la gestión de los servicios que presta el Ayuntamiento de Toledo. Este año su análisis pormenorizado ha recaído sobre la Ayuda a Domicilio, la Escuela de Idiomas, la plantilla de empleados, La Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), las concesionarias y las subvenciones. En todos los casos ha encontrado luces y sombras y, ahora, aprovechar este trabajo depende del equipo de Gobierno.

La Comisión de Hacienda escuchó con atención como el funcionario explica que la Ayuda a Domicilio abusa de los contratos temporales, que no se mide la calidad del servicio, que no se presentan memorias anuales de la actividad o que la Junta de Comunidades (propietaria de la competencia) no asume la subida de precios.

En la Escuela de Idiomas detecta que aumenta el coste por alumno al tiempo que cae el número de usuarios, que tampoco hay baremos para medir la calidad y no existe una programación para consolidar el servicio en el futuro.

Sobre el empleo observa que en un plazo de cinco años se va a jubilar un 18% de la plantilla del Ayuntamiento, que últimamente dos de cada tres incorporaciones son hombres y que el teletrabajo está dando buen resultado (hay un incremento de la productividad).

Con relación a la EMV sugiere que se incluya en los estatutos la obligación de que se someta a auditorias externas como se hace en el sector privado.

Respecto a las subvenciones insiste en reclamar que se elabore un plan estratégico y anuncia que por su parte va a estudiar si cumplen los objetivos para los que se concede cada una. Por último advierte de que existe un déficit en el control de las concesiones.

Dicho esto considera que las unidades administrativas municipales cumplen de forma adecuada su gestión.

El turno político lo abrió el José López Gamarra (PP) recordando que desde hace tiempo vienen denunciando el mal control de los contratos y la falta de transparencia en las subvenciones.

Esteban Paños (Cs) añade que también falta control sobre contratos acabados, como la cubierta de la pista de patinaje de la Escuela de Gimnasia que no protege de la lluvia (sugiere colocar un canalón) y pide que se les exija el arreglo antes de pagar. También lamenta que para las subvenciones se abuse de la figura excepcional de los convenios.

José María Fernández (IU) lamenta que la empresa de Ayuda a Domicilio no cumpla «y no se hace nada» o que el sistema de becas de la Escuela de Idiomas sea un fracaso porque no llega a gente que lo necesita. María Ángeles Ramos (Vox) incide en asuntos tratados por sus colegas.

El concejal de Hacienda, José Pablo Sabrido, responde a todos que prefiere quedarse con lo positivo, es decir que existe un  cumplimiento general de las normas por parte de los departamentos municipales. Cree que el desequilibrio entre hombres y mujeres en la contratación se debe a que se ha centrado en Bomberos y Policía donde son más numerosos los varones.

Y de las subvenciones está a favor de elaborar un plan pero advierte de que no es sencillo. En todo caso defiende que en el Ayuntamiento de Toledo no se da dinero para «chiringuitos» sino a entidades como Cruz Roja, Cáritas, la Real Fundación o la Junta Pro Corpus, todos ellos con fines altruistas. Y en cuanto a realizar auditorias externas a la EMV parece que lo considera inútil porque «todos sabemos su actividad» actual reducida a tramitar papeleo.