scorecardresearch

La 'hermana pequeña' de Farcama se hace grande

Lola Morán Fdez.
-

La V edición de Farcama Primavera ha recalado en Talavera con más de medio centenar de artesanos participantes y dedica un amplio protagonismo a la cerámica

La feria de artesanía está instalada en el parque de la Alameda. - Foto: Manu Reino

Talavera ha  tenido que esperar a 2022 para ser la ciudad anfitriona de la 'hermana pequeña' de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama). La pandemia obligó a cancelar la cita prevista en la ciudad de Farcama Primavera en 2020, si bien en este tiempo se ha seguido avanzando en materia artesana para llegar en este 2022 con más fuerza aún. Esto se evidencia en la zona dedicada en exclusiva a la cerámica de Talavera y de Puente del Arzobispo en una feria que cuenta con 1.300 metros cuadrados de exposición y venta de artículos y piezas «únicas» elaboradas por los 53 artesanos de Talavera, de Castilla-La Mancha, de otras comunidades españolas y también de Portugal que se dan cita hasta este domingo en el parque de la Alameda. Un número que dista mucho de los 35 que sumó en su edición más multitudinaria hasta la fecha.

La inauguración de la quinta edición de esta feria itinerante reunió a autoridades regionales, nacionales y locales, acompañadas por representantes de organizaciones sociales y empresariales de la ciudad en una gélida mañana en la que no faltaron referencias a la diosa Ceres por su coincidencia con las Mondas y por la amenaza de lluvia, algo que pedían los agricultores a esta deidad para tener una buena cosecha, como recordó la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

Ella, además de la alcaldesa de Talavera, Tita García Élez; el presidente de la Federación Regional de Artesanos de Castilla-La Mancha (Fracaman), Roberto Perea; la directora general de Artesanía, Comercio y Turismo, Ana Isabel Fernández Samper; y la concejala de Artesanía, Comercio y Turismo de Talavera, María Jesús Pérez, fueron los encargados, junto a otro nutrido grupo de autoridades, de cortar la cinta inaugural de una edición que se estrena con buenas previsiones.

La cerámica ocupa un lugar destacado y, además de exposición y venta de piezas nacidas del barro y el fuego de los artesanos de Talavera y Puente, hay dos espacios en los que alfareros demuestran su pericia con el torno e invitan a probar al público. Asimismo, se expone un mural elaborado por alumnado del Centro de Formación de la Cerámica y el  Vidrio, además de las huchas de barro decoradas por escolares de la ciudad.

En esta cita, además de artesanía, hay también una zona gourmet con empresas de  alimentación de la región, y espacio para la solidaridad, con un stand donde se pueden realizar donaciones para el pueblo ucraniano.