Menor detenido por muerte a tiros del padre y la madrastra

J.M.
-

Un hombre de 38 años y una mujer de 25 años murieron el miércoles por la noche en su residencia en una finca de Villarejo de Montalbán. La Guardia Civil atribuye presuntamente la autoría al chico de 17 años

Menor detenido por muerte a tiros del padre y la madrastra - Foto: Manu Reino

Emanuel aterrizó desde Brasil hace unos 20 años en la finca ‘Los Curas’ de Villarejo de Montalbán, donde trabajaba desde entonces al cargo del mantenimiento de esta propiedad localizada a unos cuatro kilómetros del núcleo urbano. Más tarde, se asentó también su hijo, también de nacionalidad brasileña y llegado de niño a este pueblo de la Jara. Hace unos tres años, el juez de Paz del municipio casó al padre con una mujer también originaria del país sudamericano. Los tres vivían juntos en este lugar apartado que linda con el término de San Martín de Pusa hasta que el miércoles por la noche se desencadenó la tragedia. Los dos adultos murieron a tiros, y el menor, de 17 años, fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor. Durmió ya esa misma noche en la Comandancia de Toledo.
El alcalde de esta población de 75 empadronados aunque 64 residentes de facto en el confinamiento, Salvador Aguilar, pormenorizaba a este diario la evolución de la vida de Emanuel en estas dos décadas. «Este hombre era muy campechano. Era un buen tío», se deshacía en elogios Salvador. Y apostillaba:«Esta noche casi no he dormido». Probablemente, fuera el sentimiento común de los pocos habitantes de Villarejo de Montalbán, quienes guardan luto por Emanuel D. N. B., de 38 años, y su esposa, M. F. D. S. G., nacida en 1994.
El hijo de Emanuel, que estudió en el IES Los Navalmorales, fue detenido en el lugar de los hechos y trasladado después a la Comandancia de Toledo ante los indicios como presunto autor, según confirmó a este diario el subdelegado del Gobierno, Carlos Ángel Devia.
La hora del aviso baila dependiendo de la fuente oficial, pero en todo caso la llamada al 112 sucedió entre las 21:20 y las 22 horas del miércoles. Una persona aseguró a los servicios de emergencias que había oído disparos. Más tarde, los agentes hallaron los cuerpos sin vida de Emanuel y su pareja.
El alcalde indicó, aunque sin precisar la hora exacta, que una integrante de la Corporación municipal recibió hacia esa hora una llamada desde el móvil de la mujer fallecida. Se preocupó e intentó sin éxito localizarla hasta que se enteró del suceso. El regidor explicó también que el menor se acercó a otra finca cercana para advertir de la aparición de los cuerpos.
Según informa la agencia Efe, el médico que acudió a la finca ‘Los Curas’ confirmó el fallecimiento de las dos víctimas por arma de fuego. En un principio, el varón presentaba al menos dos impactos en espalda y costado derecho.
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Talavera, en funciones de guardia, ha abierto diligencias previas, que han consistido en el levantamiento de los cadáveres y la autorización para las autopsias. El titular del órgano de Justicia ha decretado secreto de sumario. En cuanto al detenido, la Fiscalía de Menores de Toledo se encargará de él por tener 17 años.

 

Emanuel, el vecino que invitaba a todo Villarejo en los cumpleaños
El alcalde de Villarejo de Montalbán, Salvador Aguilar, se pasó ayer muchas horas pegado al teléfono móvil. Lo llamaban de los pueblos de alrededor y de los medios de comunicación de ámbito provincial y nacional. Se le notaba muy afectado por el suceso. Tanto, que no se había acercado hasta el paraje localizado a cuatro kilómetros del núcleo urbano, y recordaba la bonhomía del fallecido. «En los cumpleaños, mataba conejos e invitaba a todo el pueblo en el bar», señalaba en palabras a este diario como representante de un municipio que ha pasado las últimas horas muy conmocionado.
Respecto a la finca de la localidad donde sucedieron los hechos y trabajaba el fallecido desde hace unos 20 años, el alcalde jareño indicó que tenía antiguamente mucha caza, y ahora soltaban perdices para los escopetas.