scorecardresearch
Miguel Ángel Flores

Amboades

Miguel Ángel Flores


Vamos a…

15/11/2021

'Vamos a'…  'Me comprometo con'… En un futuro no muy lejano, nosotros vamos a llevar a cabo… Gracias a que nosotros, mejor dicho, yo estoy al frente… Si seguimos al frente, gracias a vuestro apoyo esto mejorará… Me atrevo a prometer que… Y así puedo seguir hasta el infinito y más allá, que dijera el otro. Solo se trata de convencer, que en verdad es vencer incluso a quien te apoya, dado que en la guerra siempre hay caídos, aunque sean los nuestros bandos, o hasta quienes nos han apoyado. Y en esta tesis, lo que hay que conseguir es estar por siempre, sécula seculórum, aunque sea al precio de hacer daño, al propio, pero no mucho, como si se tratase de un matrimonio tradicional, de esos que tanto ahora se quieren olvidar, mediante, bueno ya lo sabe el lector.
Es decir, hay que mantener, que siempre se trata mejor en casa a los propios, aunque sea haciendo daño y quitándoles, aunque sea todo, porque siempre, siempre, lo otro será infinitamente peor. Por eso, hay que tener el arte de en verdad el engaño, y la mentira real, de una manera siempre aparente. Y a este arte que en verdad todos lo usamos, unos pocos mucho más hábiles, que los demás consiguen que las cosas, de todos las manejen a su antojo, yendo esas cosas siempre a peor como no puede ser de otra manera, eso sí, haciendo en apariencia que todo va cambiando a mejor, pero la realidad, es que todo sigue igual para el resto de quienes les han apoyado, siempre todo sigue igual o peor como digo. A esto unos señores con poder, de hace muchas décadas se referían en el libro del Gatopardo, donde se resume el pensamiento siguiente, «hagamos creer al resto que todo, se va a cambiar mediante muy rimbombantes transformaciones o mudanzas de lo anterior, para qué en verdad, todo, siga igual para ese resto»: Y para nosotros, los que decimos hacer estos grandes cambios, somos en verdad quienes percibimos esos cambios, por esto hay que estar continuamente manipulando y maquillando, hablando que se hace siempre con mensajes como los del principio, alargando pues su estatus y su posición de una manera interminable, eso si solo para su beneficio individual, sin dar nada a cambio a ese resto. Lo mismo que ocurre en un matrimonio, que uno manipula, extorsiona o violenta al otro, como en las relaciones todas que quien tiene el poder, siempre para su beneficio hará lo que tenga que hacer, Eso sí sin que se note mucho. Ahí está el arte del daño.  

ARCHIVADO EN: Arte, Matrimonio