scorecardresearch

Un museo para aprender y divertirse

Jaime Galán
-

La sala de exposiciones 'Iluziona' abre hoy sus puertas para ofrecer una experiencia cultural diferente. Un recorrido por la historia en la que el espectador y su cámara de fotos serán los protagonistas

Ilusiones ópticas de la sala de exposiciones. - Foto: David Pérez

A partir de hoy el concepto de museo cambiará en Toledo. Una nueva sala de exposiciones abre sus puertas para enseñar caminos hasta ahora impensables, como por ejemplo, cambiar el paseo por el entorno de la Catedral por la escala de sus paredes. Una ilusión óptica situará al espectador colgando de este mítico edificio patrimonial, cruzará el río Tajo por un tronco o simulará su caída por el Pozo Amargo. Estas son algunas de las experiencias que propone 'Iluziona', la nueva sala de exposiciones  que abre sus puertas hoy en el Casco Histórico. Sus propios dirigentes lo definen como «un museo único en el que los visitantes serán los protagonistas de cada escenario». Y más que ser el centro de atención, serán el punto de unión de todas las carcajadas, porque esta experiencia en tres dimensiones reúne aprendizaje, cultura y, sobre todo, buen rollo entre los asistentes.

La mayoría de los contenidos expuestos en su interior son trampantojos, es decir, una técnica pictórica que busca engañar a la vista del espectador con simulaciones de tres dimensiones. A esto le han añadido un toque histórico y cultural para que la experiencia del visitante no solo sea de ocio e interacción con la ilusión óptica, sino que además pueda recorrer un camino por la historia y el aprendizaje. El portavoz del grupo Amanto, creador de la sala, es Fernando Gómez Castaño y ejemplifica que el espectador que acuda a la sala podrá experimentar como «flota en el despacho de Miguel de Cervantes o aparece en el cuadro de Las Meninas».

La sala 'Iluziona' se encuentra en la calle Miguel de Cervantes, junto a la plaza de Zocodover, y contiene 22 trampantojos repartidos en cinco salas, dejando una aun por rellenar de contenido para épocas especiales como por ejemplo la Navidad. Fernando Gómez explica que esta idea nació de un grupo de amigos que buscaba una oferta diferente para la ciudad, y que además se ajustara a las demandas actuales. «En un mundo en el que se fotografía todo, este museo encaja». Además, lo consideran una oferta complementaria a toda la actividad cultural que ya presenta Toledo que, «sin menospreciar la diversión que ofrezcan otros museos, 'Iluziona' presenta alternativas de ocio más recreativas para divertir a los pequeños de la casa».

Ilusiones ópticas de la sala de exposiciones.Ilusiones ópticas de la sala de exposiciones. - Foto: David PérezGómez también explica que el contenido de la sala irá cambiando con el paso del tiempo para que el consumidor «tenga ganas de volver y repetir la experiencia». Por el momento, su horario de apertura irá desde las 12:00 horas del mediodía hasta las 20:00 horas de la tarde, de jueves a lunes. El horario se modificará en función de las festividades, «dejando un espacio más extensivo en fechas como Semana Santa». Su precio de entrada será de nueve euros para los adultos, de seis para los niños de 5 a 16 años y gratuito para los menores de cinco años. En su página web (www.iluziona.com) hay más detalles al respecto. Fernando Gómez destaca que habrá disponibles visitas guiadas para grupos.

Para el espectador que desee visitar 'Iluziona', lo primero que debe saber es que es imprescindible acudir con una cámara de fotos, con agudeza visual y mental para resolver los enigmas que acompañan a cada muestra y, sobre todo, mucha predisposición para pasar un buen rato. La sala de exposiciones 'Iluziona' promete sonrisas garantizadas.

Ilusiones ópticas de la sala de exposiciones.
Ilusiones ópticas de la sala de exposiciones. - Foto: David Pérez