Plazas de residencias para alojar a convalecientes de Covid

C.S.Rubio
-

Estas plazas van destinadas fundamentalmente a mayores recién salidos del hospital. El Consejo de Gobierno también ha dado luz verde a la compra de materiales de protección para estos centros

Plazas de residencias para alojar a convalecientes de Covid - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Consejo de Gobierno de esta semana ha tomado en conocimiento una serie de contrataciones de emergencia por importe de 1,1 millón de euros, vinculadas todas ellas a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.
En este sentido, se ha informado de la contratación de plazas residenciales en la ‘Residencia de Mayores Villacañas’, en Villacañas (Toledo) y en la ‘Residencia de Mayores Santo Cristo Sahuco’ de Peñas de San Pedro (Albacete), con el fin de alojar en ellas a pacientes convalecientes por Covid-19. En concreto, se ha previsto que estas plazas sirvan para alojar a aquellos mayores que, tras ser dados de altas en hospitales, no puedan volver a su lugar de origen por motivos de aislamiento, pérdida de soporte de cuidados, por situaciones de urgencia social o modificaciones en las condiciones de la residencia de origen.
«Lo más importante es que con estas contrataciones hemos dado mayor seguridad y hemos garantizado la total recuperación de las personas mayores que han sufrido un proceso hospitalario por causa del Covid-19 y, al ser personas mayores que no podían volver por diferentes causas a su residencia habitual, el Gobierno de Castilla-La Mancha puso encima de la mesa esta posibilidad», según explica Blanca Fernández, portavoz del Gobierno regional.
En esta misma línea, también se ha informado de la adaptación de 19 centros sociosantarios para hacer frente al coronavirus y  de la compra de material de protección extra para estos centros sociosanitarios.
 En concreto, se han comprado en diferentes contratos 6.140 buzos reutilizables, 80.000 batas desechables, 106.200 calzas, 64.400 gorros, 13.000 manguitos, 3.800 viseras, 3.000 gafas de protección selladas, 9.000 litros de gel hidroalcohólico (4.000 botes de 500 ml y 1.400 garrafas de 5 l) y 11.800 batas impermeables.
Por otro lado, Blanca Fernández ha aprovechado también su comparencia ante los medios para insistir en que el Gobierno regional «ha cumplido con la obligación de informar al Ministerio de Sanidad de los fallecidos en las residencias castellano-manchegas».
Así ha reaccionado Fernández al ser preguntada por el informe que ha presentado el Ministerio a las comunidades autónomas en el que se reconoce que los datos de muertes en residencias no permiten su difusión por la calidad de los mismos; que una de las comunidades autónomas no ha notificado nunca los datos y otras no lo han hecho con la periodicidad exigida o lo hicieron fuera de plazo.
En este sentido, Fernández ha roto una lanza en favor de la gestión autonómica de esta crisis en un momento de máximo estrés como el vivido en los últimos meses.Ha sido «muy complicado», pero para el Gobierno de Castilla-La Mancha «siempre estuvo claro que había que comunicar muy bien qué estaba pasando en las residencias de ancianos, y por lo tanto siempre hemos tenido muy claro que había que comunicarlo periódicamente y que había que hacerlo bien», asegura.
En esta línea, la portavoz de la Junta confirma que el Gobierno regional no tienen intención de relajar las medidas de seguridad vigentes a día de hoy en las residencias de Castilla-La Mancha. «Aunque «hayamos pasado lo peor», eso «no quiere decir que nos debamos confiar», advierte. Por eso, «aunque sabemos el sufrimiento que provoca decisiones como no permitir las visitas en residencias donde todavía hay casos Covid, yo creo que la prudencia debe prevalecer sobre todas las cosas».