scorecardresearch

A un punto de la gloria (0-0)

A. González (ADG)
-

El CD Illescas no pasó del empate sin goles con el Villarrobledo y está a falta de otro punto más para certificar su pase a los 'playoff' de ascenso a Segunda RFEF

A un punto de la gloria (0-0)

El CD Illescas y el CP Villarrobledo firmaron las tablas tras la disputa de un partido en el que los dos equipos no consiguieron sellar los 'playoff' de ascenso de forma anticipada, aunque están a las puertas. El cuadro preparado sagreño está virtualmente clasificado ya que aventaja en seis puntos al Villarrubia. Un empate en las próximas dos jornadas resultará decisivo para pelear por subir de categoría sin tener que recurrir al desempate por coeficiente de goles.

El partido fue una especie de acuerdo mutuo de no agresión, ya que pareció que habían firmado el 0-0 antes del inicio de la contienda, todo ello derivado de que la igualada resultaba muy positiva para los intereses de ambas escuadras. En el minuto cinco pidió penalti Jacinto Trillo por un agarrón a la salida de un saque de esquina.

A nueve minutos de llegar al descanso pudo desnivelarse el marcador a favor del bando anfitrión. Un saque de esquina botado por Machuca de manera directa en busca de la portería al primer palo, se estrelló en la madera. Un minuto más tarde la ocasión se produjo en la otra portería. Canty no llegó por muy poco tras un error defensivo anfitrión. Hasta el final del primer tiempo existió una presencia levemente superior del cuadro visitante en el juego ofensivo, pero todo fue espejismo ante la seguridad defensiva que mostró el Illescas. El conjunto preparado por Pablo Nozal se mantiene invicto en su feudo en lo que va de temporada, logro que le ha llevado al éxito.   

Tras la reanudación se repitió el escenario. Los dos equipos contemporizaban con el 0-0 inicial y aseguraban sus respectivos sistemas defensivos. En el minuto 55 llegó unos de los habituales centros laterales del jugador argentino Facu al que no llegó por poco Fer Harta en buena posición para anotar. El partido transcurría según el guion preestablecido, aunque con algún acercamiento por parte local. Fer Harta estuvo todo el choque bien sujetado por el veterano Jacinto Trillo y el ceutí Kerkich. Por su parte, el Villarrobledo buscó siempre enviar balones largos al poderoso Josemi, pero sin éxito. Los últimos quince minutos transcurrieron con muchas interrupciones debido a los numerosos cambios de ambos equipos y la lentitud generalizada en el juego. Estaba muy claro que el partido acabaría con el 0-0 inicial. Ninguno de los dos contendientes tensó en exceso la cuerda para cambiarlo.