Vicente Vallés aboga por revisar las competencias sanitarias

M.G
-

El periodista, director y presentador de Noticias de Antena 3, analiza la primera ola de la pandemia, los aciertos y errores políticos y las medidas necesarias en Europa y en España para fortalecerse

Vicente Vallés aboga por revisar las competencias sanitarias

Horas más tarde de recibir el premio periodístico Francisco Cerecedo’ y de ganarse un cumplido como periodista de parte del rey Felipe VI,  al  destacar su «capacidad de incomodar», Vicente Vallés, director y presentador de Noticias de Antena 3, ofreció una conferencia en la Federación Empresarial Toledana (Fedeto) para hablar de actualidad, analizar la primera ola de la pandemia, destacar las necesidades en el ámbito empresarial y, sobre todo, poner los puntos sobre las íes para evitar volver a cometer errores y avanzar sin parchear todas las disfunciones que han aflorado en los meses más tensos de la pandemia.
Vallés es de los que no se creen el eslogan que se oye desde hace tiempo, ese que dice ‘que del coronavirus saldremos más fuertes’. «Bastante haremos con salir lo antes posible y a partir de ahí habrá que fortalecerse como país». Lleva meses siguiendo la actualidad y contándole a los espectadores todas las noticias relacionadas con la pandemia y cree, sinceramente, «que el final del túnel está más próximo» a pesar de que aún estemos inmersos en una segunda ola del virus.
Vallés ofreció la ponencia ‘La libertad de prensa en tiempos de pandemia’, que se pudo seguir por youtube a través de la web de Fedeto, dentro de la XXIV edición de los galardones empresariales, y volvió a recordar los meses de primavera, de esa primera ola de coronavirus devastadora que sobrecogió a España y a Europa entera y ha puesto de manifiesto, entre otras cosas, la necesidad de revisar «las competencias sanitarias» porque actualmente el Ministerio de Sanidad está muy mermado debido a las transferencias que se realizaron en su momento. También tiene claro en este ámbito que España debe contar con una reserva  estratégica de material por si hubiera otras pandemias, ya que evitaría llegar a tarde a suministros, y se eliminaría la descoordinación administrativa que ha salido a la luz tantas veces.
El periodista también subrayó «las disfunciones» del estado autonómico aireadas en los últimos meses, y ve necesario la confección de un protocolo que guíe a España y a Europa, que tampoco ha liderado la epidemia, para ser lo más eficaces posibles en situaciones tan complejas. A pesar de las deficiencias, Vallés aseguró en varias ocasiones que es «indulgente con quienes han tenido que gestionar el problema», ya que era «imprevisible», pero también «exigente» al mismo tiempo porque la toma de decisiones lleva aparejada «responsabilidad».
Vallés ha dado muchas noticias sobre el coronavirus en l os últimos meses y ha manejado infinidad de datos, algunos en entredicho, por supuesto. Por eso, el periodista anima a la ciudadanía a fijarse en las cifras de «ocupación hospitalaria»  para medir la pandemia, ya que son datos oficiales que no entran en el juego político. Aun así, tampoco sabe con certeza si pueden ser manipulados. Lo que sí tiene claro es que si no se hubiese actuado tan tarde en Europa y en España y se hubieran cerrado los aeropuertos, o, al menos, cortado los vuelos procedentes de zonas muy castigadas por el virus y se hubieran suspendido actos y competiciones multitudinarias deportivas, habría menos víctimas.
Sin embargo, Vallés insiste en que España no se podría haber quedado «al margen» de la pandemia si hubiera decretado fuertes medidas porque el virus se ha expandido a nivel mundial con rapidez. Pese a todo, reconoce que Bruselas no debe limitarse a «entregar grandes cantidades de dinero», ya que es necesario que tome muchas más decisiones para que los países y los distintos territorios las asuman.
economía. La paralización de la actividad en primavera y las fuertes medidas sanitarias de este otoño están trayendo numerosas dificultades en el sector económico. Vallés ve un acierto los ERTES, ya que están ayudando a las empresas, a la hostelería y a otros ámbitos a mantenerse de momento, pero es consciente que no todos los negocios saldrán adelante y que las administraciones tendrán que poner en marcha más medidas para aliviar la carga, como la bajada de los impuestos a las empresas, entre otras.
La segunda ola Vallés sigue muy ligado a la actualidad que ofrece el virus a diario, incluido el bombardeo de cifras, las noticias sobre las distintas vacunas y los estudios médicos sobre la Covid-19 que se publican a menudo. En  este caso, asegura que la pandemia no ha derivado en la situación que se vivió en marzo y abril a pesar de que aún haya un importante nivel de contagios y la situación sea «muy cambiante». El periodista consulta de vez en cuando con amigos y conocidos médicos madrileños que le cuentan la situación en los centros hospitalarios,  y  resulta más asumible que la primera vez, pero reconoce que no se puede bajar la guardia porque el virus es de rápida propagación.
Aún así, aún es pronto para analizar unos datos que exigen meses de reposo y un estudio a fondo por parte de un «comité de expertos de verdad» que deje al margen a los políticos. Si bien, las administraciones también tienen trabajo porque deben sentar las bases «del respeto mutuo y la corresponsabilidad» en momentos tan críticos como los vividos en la primera ola de la pandemia. A Vallés también le sorprendió la virulencia del coronavirus y consultó a finales de enero sobre el virus cuando ya llegaban las primeras noticias procedentes de China por una enfermedad «aparentemente como la gripe» que finalmente se propagó con rapidez por Europa. « Todos llegamos tarde» y en el fondo, como confesó el periodista en la ponencia, se veía exagerado ese confinamiento estricto en los domicilios de Wuham.
En este contexto, Vallés evita criminalizar las decisiones, porque hubo acertadas y también erróneas, ya que el comportamiento del virus ha provocado también respuestas inesperadas en países en los que se habían alabado las medidas. También el periodista ha explicado que algunas noticias embarazosas tuvieron como respuesta llamadas a la cadena de televisión, aunque en estos meses de crisis sanitaria nunca recibió ninguna directa a pesar de resultar incómodo.
Tras la ponencia  se entregaron dos galardones, al Banco de Alimentos por su dedicación social, premio patrocinado por la Cámara de Comercio, y a los servicios informativos de la cadena Ser de Talavera de la Reina, patrocinado por Beatriz Hoteles.