Los economistas abogan por «pedalear más deprisa»

C.M
-
Los economistas abogan por «pedalear más deprisa» - Foto: David Pérez

El decano de la Sección toledana del Colegio apreció que en la encuesta, contestada por el 15% de los 350 colegiados, consta el paro como el principal problema seguido de las infraestructuras y la elevada fiscalidad

Jesús F. Santos presentó los resultados obtenidos en la encuesta de percepción que, sobre la marcha de la economía provincial, regional y nacional, responden los profesionales colegiados que así lo consideran. En este punto, aclaró el decano de la Sección de Toledo del Colegio de Madrid que en el formulario entregado entre mayo y junio, han participado 40 de los 350 colegiados de la provincia, es decir, sólo el 15%- de un colectivo conformado «en un 50% por consultores o asesores, con un 70% de varones frente al 30% de mujeres» y con una media de edad de entre 45 y 60 años.
Por ello, y  para lograr una valoración de «la percepción de los colegiados sobre la situación económica de Toledo» y de la región, el responsable de la Sección toledana considera que estos datos pueden resultar de «interés porque son los profesionales del ámbito de la economía» los que evalúan la situación actual y el horizonte hacia el que se dirige. No en vano, el sector es diverso porque integra a empresarios y profesionales, autónomos y asalariados de todos los sectores que desarrollan su actividad tanto en el sector público como en el privado.
Sobre las percepciones recibidas, los  economistas toledanos consideran que la economía de Castilla La Mancha «crece por debajo de la media nacional» estimando que su crecimiento se situará «en torno al 1,8%», porcentaje inferior al de la media nacional, fijado alrededor del 2,2%. En el apartado provincial, visionan que este índice rondará el 2%, dos décimas menos que el promedio español.
Los encuestados pusieron de manifiesto, sobre los problemas más relevantes de CLM, que el  paro  es,  con  diferencia (62,8%), el problema más importante que sufre la región. Al desempleo le sigue muy de cerca los inconvenientes derivados  de  las  infraestructuras  (60,6%), y la  elevada fiscalidad (42,4%). A continuación, aparece la inestabilidad política (40%), el abastecimiento de agua (38,2%), y el precio de la energía (37,5).
En este capítulo, puntualizó el decano y también catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad regional, aparecen dos nuevas preocupaciones, la baja natalidad (8%), la despoblación y la burocracia.
Bajo el prisma de estas sensaciones, Santos consideró que puesto que la situación económica de Toledo y de la región «están por debajo de las expectativas de crecimiento nacional», es importante «pedalear más deprisa que el resto para llegar» a esos porcentajes. Eso consciente de que aunque «nos vamos acercando, cada vez la diferencia es menor, todavía existe» porque «el problema de esta región es estructural». De hecho, recordando que «ha contribuido a esa reducción la bajada del paro, al aproximarse al 15 % cuando ha llegado a afectar a un 25 %», aludió al consiguiente «crecimiento del PIB» y, por ello, « de la renta per cápita».
Sin embargo, no olvidó el decano mirar hacia un grave problema regional, «la despoblación», que deriva en «la dispersión de la renta individual -en torno a los 24.000 euros de media- que no es homogénea para toda la población y en todos los territorios». De ahí que asumiera la necesidad de «buscar el mayor equilibrio».


Temida incertidumbre. Los  profesionales  de Toledo ya consideraron en la anterior encuesta -de principios de año- que la economía de Castilla-La Mancha se puede ver afectada por la situación de inestabilidad de Cataluña, siendo el comercio con Cataluña el ámbito que más puede verse perjudicado. En cuanto a la afección del Brexit a la economía regional, Santos no obvió apuntar que puede ser negativo para en el  comercio  exterior con  Reino  Unido.
Y es que, a su juicio, a pesar de que «nos estamos acostumbrando a este ambiente «y la economía sigue creciendo», es indudable que «la incertidumbre política afecta a la economía, sobre todo a las políticas de inversión a medio y largo plazo». Algo que no ocurre «en nuestra región» ya que «un Gobierno monocolor de mayoría absoluta» genera siempre «estabilidad».

 

Una professión «muy demandada».

El también catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UCLM, preguntado sobre los niveles de empleo de esta profesión confirmó que «la mayor parte de los licenciados en Administración y Dirección de Empresa alcanzan un porcentaje de contratación, en su primer año, cercano al 90%». Cifra similar a la registrada entre los alumnos del máster que sobre Consultoría y Asesoría él dirige en la Universidad regional ya que, aseguró, «el nivel de colocación es inmediato, incluso por parte de las empresas en las que realizan las prácticas. En este punto, concretó que las grandes firmas de auditorías son las que más demandan estos perfiles profesionales.