scorecardresearch

El rector plantea más bien alojamientos para estancias cortas

L.G.E.
-

El rector señala que el problema lo tienen los investigadores y alumnos extranjeros que están solo unas semanas o meses. Por eso no apuesta tanto por aumentar las plazas de residencia universitaria al uso

El rector plantea más bien alojamientos para estancias cortas

En los últimos días se ha hablado de la posibilidad de tener una nueva residencia universitaria en Toledo e incluso se ha apuntado al barrio de Palomarejos y se han sugerido edificios. Sin embargo, el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde, ha calmado hoy las aguas. Explicó que la demanda y oferta de plazas residenciales está bastante equilibrada en Toledo. Es más, comentó que por primera vez este curso ha habido más demanda de plazas en residencia que oferta. 

¿Dónde está el problema entonces? Garde lo acota a los alumnos e investigadores extranjeros, que suelen elegir los campus de Toledo y Cuenca atraídos por ambas ciudades Patrimonio de la Humanidad. El caso es que estos estudiantes e investigadores vienen por estancias cortas que a veces llegan al cuatrimestre, pero que en otras son solo unas semanas. «Con ese período de estancia es muy difícil obtener una plaza en residencias universitarias al uso», comentó. Explicó que, por ejemplo, en estos momentos tienen un grupo de quince mexicanos en Cuenca y les están intentando buscar un alojamiento en la ciudad, algo que está resultando difícil. 

«En resumen, el problema que se nos plantea, que es muy controlable, es con los estudiantes e investigadores extranjeros», concluyó el rector. Por eso Garde considera que «sería deseable, encontrar a lo mejor no más plazas de residencias, sino alojamiento para esas estancias de mes o mes y medio».