Calleja critica el exceso de individualismo

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo aplaude la victoria ante un rival directo, pero vio cosas que no le gustaron y que se deben corregir: «Con el 2-0 nos creímos más de lo que somos»

Calleja critica el exceso de individualismo de sus jugadores - Foto: Yolanda Redondo

Se ganó, y con cierta tranquilidad, pero Manu Calleja no quedó satisfecho del todo con el partido realizado por sus jugadores ante el Atlético Ibañés. El técnico del CD Toledo vio un exceso de individualidades que no le gusta y que cree que se debe modificar si se quiere seguir en la misma línea que hasta ahora. «No puede ser que contra La Solana y el Illescas fuéramos todos solidarios; no me gusta el exceso de individualismo que he visto», comenta.
Por lo demás, el entrenador cántabro vio a su equipo «impreciso y cargado», algo que achaca a los entrenamientos en el campo de la pista del Polígono. Además, la lluvia levantó bastante el césped del Salto del Caballo, de ahí que tampoco se pudiera ver un juego fluido. Pero no es una excusa, pues, insiste, «tenemos que pensar bien, tomar mejores decisiones y mirar por el colectivo». Y es que, recuerda Calleja, «enfrente había un buen equipo que venía sin presión».
Este mensaje se lo transmitió al terminar el choque, con el consiguiente cabreo. Y es que, desde su punto de vista, «no podemos permitir ni un minuto de nerviosismo a esta gente porque no se lo merecen». Siguió por esta línea con un ejemplo, el 2-0, un tanto que para él llega «fruto de creernos más de lo que somos, con errores impropios de la categoría». Incluso, el Atlético Ibañés «tuvo un córner en el que también nos hizo dudar».
De todas formas, Manu Calleja también subrayó lo positivo que deja el encuentro contra el Ibañés, que es «sacar tres puntos a un rival directo, con la importancia que tiene el ‘gol average’, e irnos líderes al parón». Eso sin hacer «un encuentro brillante porque no salió como queríamos», añadió. Hay que recordar que el siguiente encuentro del Toledo será ya el domingo 15 de diciembre porque este fin de semana juega la selección de Castilla-La Mancha la primera fase de la Copa de las Regiones de laUEFA.
A quien le viene bien la ausencia de competición es a Jokin Esparza. El navarro salió lesionado del choque ante el Ibañés con un tirón en la parte posterior del muslo que habrá que valorar a las 48 horas de producirse, cuando baje la inflamación. Puede ser desde una contractura fuerte a una rotura. El caso es que va a tener que parar y habrá que ver si llega a la siguiente jornada.
El que no tiene nada es Mario García, a pesar de que fue sustituido pronto. Según Calleja, lo quitó porque tenía amarilla y se preveía «una segunda parte en la que el árbitro podía sacar más tarjetas y él de los que va a las disputas».
Esta semana se van a mantener los entrenamientos hasta el jueves y se va a programar un partido de entrenamiento con el filial de Primera Preferente para activar a los jugadores, «ya que inconscientemente bajan su rendimiento cuando no hay competición». Por lo demás, Calleja cree que puede vernirles bien el Puente «para cargar pilas con sus familias».