scorecardresearch

Tolón prueba un prototipo de microbús eléctrico de Unauto

J.S.
-

Realizó un pequeño viaje para conocer características técnicas y autonomía. Las primeras unidades se incorporarán a finales de 2022 o inicios de 2023 en las principales líneas

Microbus eléctrico de Unauto que ayer circuló por el Casco. - Foto: M.D.

Los primeros autobuses urbanos eléctricos empezarán a rodar por las calles de Toledo a finales de 2022 o principios de 2023. Será entonces cuando Unauto tenga que incorporar unidades nuevas de acuerdo con el contrato que rige la concesión de este servicio municipal.

Sin embargo, el primer microbus urbano cien por cien eléctrico se 'estrenó' ayer en un pequeño recorrido que discurrió entre la plaza de Zocodover y el Alcázar. En su interior viajaban, entre otros, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y el concejal de Movilidad, Juan José Pérez del Pino. Se trató de una primera prueba para conocer  aspectos técnicos como su autonomía, de cara a tomar las decisiones que permitan que antes de que concluya la legislatura los primeros autobuses urbanos de emisión 0 circulen por las calles de Toledo.

Aunque lo que ayer pudo verse por el Casco fue un microbús, la intención municipal es que las nuevas unidades se incorporen a las principales líneas, entre ellas las más utilizadas. Así lo confirmaba ayer a La Tribuna la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, que reiteraba la apuesta del actual equipo de Gobierno por «una ciudad verde, sostenible y justa».

«Tanto los temas de movilidad como los propios planes de ordenación son los asuntos que más influyen en el medio ambiente de las ciudades», explicaba ayer Tolón, que recordaba que la ciudad está inmersa en la elaboración de  estudios de sostenibilidad que «serán incorporados al futuro Plan de Ordenación Municipal de Toledo», que vendrá a sustituir al vigente, aprobado en 1986 y que volvió a entrar en vigor tras la anulación judicial del POM de 2007.

Asimismo, la alcaldesa quiso dejar claro que el modelo que ayer circuló por las calles del Casco histórico, precedido por una patrulla de la Policía Local, poco tendrá que ver con los modelos que veremos operativos dentro de dos años. En este tiempo habrá que elegir tanto la carrocería como el equipamiento interior. Lo que sí que tiene claro la alcaldesa es que sea una «empresa española» la que los fabrique.