scorecardresearch

La «locura» por el aceite de oliva desborda las cooperativas

J.M.
-

Las ventas se multiplican en plena fiebre por tener reservas. «Hay aceite suficiente», replica Asaja.

La «locura» por el aceite de oliva desborda las cooperativas - Foto: Víctor Ballesteros

La invasión sobre Ucrania por parte de las tropas rusas ha desatado un pánico injustificado sobre un posible desabastecimiento de productos como el aceite de oliva. Solo así se explica que las cooperativas hayan multiplicado sus ventas y que, en un simple vistazo por los supermercados, resulte evidente que las botellas vuelan en los últimos días. «En un día se vende ahora lo que antes en una semana», apunta en declaraciones a este diario la presidenta provincial de Asaja, Blanca Corroto. Y hace un llamamiento a la tranquilidad: «Tenemos aceite suficiente para abastecer a todos. Sin reserva de aceite no nos vamos a quedar».

Los propios cooperativistas suponen el grueso del despacho de aceite de oliva en los últimos días en un comportamiento extendido por el medio centenar de cooperativas de aceite de oliva virgen extra existentes en la provincia. No obstante, el fenómeno ha alcanzado al resto de los vecinos de los municipios. Esta «fiebre» ha deparado un incremento del precio de venta a granel, de 3,35 a 3,80 euros el litro.

«Han sido 15 días de auténtica locura», comenta la presidenta provincial de Asaja e integrante de la Cooperativa 'San Miguel' de Navahermosa, quien resalta la formación de colas «impresionantes» de vehículos para la obtención del aceite el pasado fin de semana.

Los compradores quieren hacer acopio del producto que consumen en meses con garrafas de entre tres y cinco litros, por ejemplo, teniendo en cuenta que el aceite de oliva aguanta la buena conservación un año, e incluso dos.

Como consecuencia, hay cooperativas que han decidido vender solamente por la mañana para poder envasar por la tarde ante la afluencia de compradores.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, informó hace un mes de que la previsión en el final de la campaña alcanzaba las 105.000 toneladas producidas en Castilla-La Mancha.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, reiteró el pasado lunes que no habrá desabastecimiento alimentario en España, tras el fuerte impacto que está teniendo el conflicto bélico de Ucrania, uno de los principales 'graneros' de Europa, en el sector agroalimentario, aunque sí que avanzó que se está trabajando para importar algunas materias primas de fuera de la UE para tener un mayor aprovisionamiento. «No es una situación ni mucho menos de las más graves, tenemos un nivel altísimo de abastecimiento alimentario y es un motivo de orgullo. Tenemos un nivel de autonomía alimentaria que me permite decir que no hay ningún problema de desabastecimiento, a pesar de las imágenes que están saliendo de acaparamiento de productos, que no tiene sentido», aseguró.