Girauta: «Si no somos decisivos, España tiene un problema»

J. Monroy
-

El Candidato de Ciudadanos apunta que las demás formaciones conducen a una repetición electoral. Reivindica la «España que pudo haber sido» de Lorca, Buñuel y Dalí

Girauta: «Si no somos decisivos, España tiene un problema» - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Juan Carlos Girauta acudía este jueves al cierre de campaña de Ciudadanos en Toledo como quien tiene la consciencia tranquila del trabajo ya hecho. Finaliza, como cabeza de lista de nuevo, «una campaña que es una anomalía, porque no debió haber repetido nunca esta repetición electoral». Unas elecciones, además, para las que las encuestas no son muy halagüeñas para Ciudadanos, pero a las que el partido acude convencido de que si no termina siendo decisivo, España tendrá un problema, dado que las demás formaciones conducen  a la repetición electoral.
Más que a un mitin, el cierre de campaña del partido naranja fue una «charla entre amigos», protagonizada por el propio Girauta, además de Jordi Cañas, Alejo Vidal Cuadras y José María Rojas. Una charla sobre cuestiones como la idea de España, el Toledo de las Tres Culturas o la propia Venta de Aires. Porque tanto con la prensa, como con su correligionarios, el cabeza de lista de Ciudadanos comenzó haciendo una loa al establecimiento, el más antiguo de Castilla-La Mancha, destacó, donde es reunían Lorca, Dalí y Buñuel, entre otros, para formar la Orden de Toledo. Todos ellos eran alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, y exponentes de una «España que pudo haber sido», una España que el partido naranja quiere «que pueda volver a ser».
En esta «anómala» campaña de una semana, Girauta ha aprovechado para «glosar ciertas cuestiones amplias, de tipo cultural, intelectual, incluso estético, más que para transmitir consignas, que creo que son contraproducentes, porque a la gente se le ha embotado ya». El candidato catalán por Toledo está convencido de que «hay un momento en el que la gente ensordece ya cuando lleva tantas elecciones seguidas».
Resultados. Tras esta semana, Girauta espera que Ciudadanos mantenga «unos resultados dignos» y sobre todo pueda ser el partido decisivo. «Porque si nosotros no somos decisivos, España tiene un problema». No es porque sea un partido especial, «sino porque somos la única formación política que, como se demostró en el único debate a cinco de los líderes nacionales, somos los únicos que planteamos un espacio de consenso entre constitucionalistas; el resto, son planteamientos que conducen al bloqueo y a otras elecciones».
Girauta se mostró escandalizado ante la idea de otras elecciones, que es lo que a su juicio buscan los demás partidos, «otras elecciones, y luego otras, y luego otras, hasta que los dados den el resultado que quiere algún insensato». Como «eso no puede ser», el mensaje central y único de Ciudadanos en la campaña es que «el bloqueo es impensable, nosotros salimos a ofrecer un espacio para el constitucionalismo».
Y fundamenta sus propuestas en un decálogo «un documento en torno al cual comenzar a hablar en torno a cosas que cualquier votante del PSOE, del PP o Ciudadanos encontrará de sentido común», cuestiones como la amenaza a la integridad territorial o la despoblación, demasiado serias para cansarse de ellas repitiéndolas.