scorecardresearch

«Esperamos que los incendios de árboles no sean la norma»

J. Monroy
-

El Polígono ha vuelto a sufrir dos incendios en los últimos días y ya van al menos nueve árboles quemados en unos meses. Los vecinos, muy enfadados, piden soluciones

El Tajo espera que los incendios de árboles «no sean la norma» - Foto: Yolanda Lancha

Esta vez ha sido a plena luz del día, sobre las cuatro de la tarde «y sin ningún tipo de pudor». El pasado jueves volvían a arder dos cipreses en el barrio del Polígono, lo que está provocando de nuevo revuelo y preocupación entre los vecinos que, muy enfadados, claman por soluciones en las redes sociales.

«Lo que más me preocupa es que esto se convierta en la norma. Se está normalizando que cada equis tiempo arda un árbol en nuestro barrio, y no pude ser así», apunta la coordinadora de la Asociación de Vecinos El Tajo. El caso es que durante los últimos meses se han quemado por actos  vandálicos al menos nueve árboles, en su mayoría cipreses, en diversas zonas del barrio, «cada poco tiempo, hay algo que arde». El problema, se lamenta Ruiz, es que cuando se producen este tipo de delitos y no tienen consecuencias, ni acciones ejemplarizantes, «se siguen quemando cosas». Desde El Tajo, Ruiz pide a la ciudadanía del barrio que si ve algo lo comunique de inmediato. Pero tienen que intervenir Policía y Ayuntamiento, «entiendo que es muy difícil vigilar, pero tienen que actuar porque esto se está convirtiendo en una actividad que se repite cada poco tiempo».

La Asociación de Vecinos se lamenta además de que desde el Ayuntamiento «no nos ha avisado nadie, no nos han dado información». Si se han enterado de los incendios de árboles es porque lo han presenciado en directo y observado en las redes, «pero no hay comunicación oficial del Ayuntamiento y la Policía Local».

La historia se repite. Si hace unos días ardía otro árbol, sofocado de inmediato, el pasado jueves fueron otros dos cipreses, en esta ocasión, en el parterre que existe en la confluencia de las calles Río Tajuña (donde hace poco más de un año ya ocurrió lo propio) con Río Mesa, cerca de la pista de atletismo del barrio.

Los cipreses son especies que, por su constitución, arden con facilidad, sobre todo si hace calor, por su propia constitución. No se queman solos, pero en cuanto que les prenden salen se extienden rápidamente las llamas por su forma alargada y sus hojas pequeñas. No hace falta gasolina para que enganche el fuego, arden como una antorcha en seguida, con una llamarada grande. Basta con sus resinas.

El verano del pasado 2021 fue caliente en el Polígono no solo por la temperatura. A finales de agosto se dieron varios casos de incendios provocados en diversos árboles, sobre todo, en cipreses. Se llegaron a dar hasta tres focos que fueron ardiendo paulatinamente desde las once de la noche y que llenaron el barrio de un intenso olor a quemado. Las tres columnas de humo llamaron mucho la atención a los vecinos, que mostraron su enfado en las redes.

Aquel verano hubo incendios provocados junto a la biblioteca Almudena Grandes, en el parque de los Alcázares, en otro parque cerca de Valdeyernos, Río Bullaque, entre Alberche y Tajuña o la avenida de Boladiez, cerca de la rotonda 'de los patos'.

A finales del estío parecía que la Policía Local había controlado la situación. Pero desde entonces, poco a poco, y para enfado vecinal, se están volviendo a producir estos actos vandálicos, cada vez con más frecuencia.