scorecardresearch

Sánchez presume del apoyo de la UE y Argelia afianza el bloqueo

Agencias
-

El Ejecutivo del país magrebí mantiene activo el veto a todas las operaciones comerciales con empresas de España

Sánchez presume del apoyo de la UE y Argelia afianza el bloqueo - Foto: A.Carrasco Ragel

«El enfado de Argel no fue tomado muy en serio por Madrid y las autoridades argelinas tuvieron que hacer todo lo posible para que, al otro lado del Mediterráneo, entendieran por fin que no estábamos ante una nube pasajera». Esta reflexión publicada ayer en un editorial de un digital argelino ilustra bien a las claras que el órdago de Rabat, rompiendo unilateralmente el Tratado de Amistad con España, no fue un brindis al sol. 

De hecho, aunque el Gobierno se ha ufanado desde el pasado viernes de que la Unión Europea respondió presta a sus quejas y llamó al orden al Ejecutivo norteafricano, lo cierto es que Argelia mantiene activo el bloqueo de las transacciones comerciales con España pese a las advertencias de los Veintisiete. La decisión de la Asociación de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF) del país magrebí de congelar los pagos sigue afectando a las importaciones y exportaciones; una balanza que suma unos 7.000 millones de euros.

Consciente de la importancia de volver a tener al presidente Abdelmadjid Tebboune como un aliado fiel, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, concedió ayer que el Gobierno y las instituciones de la Unión Europea trabajan para restablecer «cuanto antes» las relaciones con Argelia, después de que el país magrebí anunciara su ruptura con España por el cambio de posición respecto al Sáhara Occidental.

Además, el Ejecutivo mantiene contacto con las empresas que tienen intercambios comerciales con Argelia para constatar si hay normalidad en las transacciones. Fuentes del Ministerio de Industria y Comercio advirtieron que si se mantienen los obstáculos, la UE actuará.

El sábado y el domingo no hubo operaciones y ayer comenzaron a verificarse las que puedan hacerse. «Aunque ha pasado poco tiempo», reconocen las mismas fuentes. «Si persisten los obstáculos al comercio con España y, por lo tanto, al sector exterior europeo, la UE dispone de instrumentos para hacer frente a las medidas coercitivas de terceros países». De hecho, Europa analiza con Argelia el impacto de la suspension de los acuerdos con España, priorizando la vía diplomática al pulso planteado por Argel.