El CF Talavera cae en un encuentro muy decisivo

Anxo Táboas/ ADG
-

Los blanquiazules pierden 2-0 en el campo del DUX Internacional de Madrid y se encomiendan a la última jornada para apurar sus escasas opciones de disputar el 'play-off' de ascenso a Segunda División

Vicente tuvo que ser atendido en el Hospital de Móstoles tras un choque con un contrario. - Foto: Manu Reino

El Talavera cayó a en un partido clave frente al Internacional madrileño, que aprovechó mejor sus ocasiones en un duelo disputado a todo o nada. La derrota en Villaviciosa de Odón deja al equipo cerámico sin apenas opciones de pelear por el ascenso a Segunda División. El choque estuvo marcado por la lesión de Vicente en la primera parte tras un choque con un adversario, del que salió peor parado el blanquiazul por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital de Móstoles..

La mitad inicial adquirió velocidad tras unos primeros compases dedicados a tomar la medida al rival sobre el césped sintético de Villaviciosa de Odón. La escuadra de Víctor Cea trató de llegar al área con una jugada de laboratorio en la que Yelco se mostró muy seguro por alto. Sin embargo, el primer susto de importancia lo sufrió Edu, tras un pase filtrado de Bonaldo que Villacañas ajustó en exceso en el mano a mano frente al portero gallego. Se gustó el Internacional hasta la media hora de juego, con mucho dinamismo en la zona ancha. Al mal momento talaverano se le unió la inferioridad numérica provocada por unas molestias que obligaron a Ceberio a ser atendido por los servicios médicos. No tardó en reponerse el medio donostiarra, que acumuló exceso de faena en el círculo central.

Por su parte, el Talavera se refugió en el balón parado como recurso para intimidar a una defensa que vivió muy tranquila hasta que un saque de banda de Góngora fue utilizado por Toño Calvo para cabecear por encima del travesaño. Cinco minutos después, Vicente cazó un rechace sobre el que soltó un zapatazo desde la frontal que no tomó la dirección adecuada. El once blanquiazul mejoró con Góngora capitalizando el caudal ofensivo de sus compañeros.

Fue una fase esperanzadora para los intereses visitantes que, sin embargo, se vio hecha añicos rebasada la media hora del enfrentamiento. Un violento y fortuito choque de cabezas entre Bonaldo y Vicente dejó al mediocampista canario tendido sobre el césped. El futbolista de Ingenio abandonó el estadio en camilla, dejando descompuestos anímicamente a sus compañeros. No fue casualidad que acto seguido anotase de cabeza Rabadán, a saque de córner, con un potente testarazo tras recibir un centro libre de marca.

En la reanudación, el conjunto de Alfredo Santaelena volvió a inquietar a través de una combinación de banda a banda que remató Mancebo al lateral de la portería. Dos minutos después repitió acción el Internacional, con Herrero finalizando la jugada dentro del área con un zurdazo poco afortunado. Ante el dominio de la sala de máquinas de la formación anfitriona, el Talavera necesitó redoblar esfuerzos en la lucha por los balones divididos con Emerson y Adhigibe en la ayuda. El punta nigeriano pudo firmar las tablas en una de las pocas opciones de las que dispuso con una contra que abortó la defensa del cuadro infinito.

A la hora de juego, cuatro cambios dibujaron un nuevo escenario. Víctor Cea movió su once para ganar profundidad y pegada. Por su parte, Santaelena se encomendó a dos veteranos para manejar los tiempos de un partido en el que viajó con viento a favor. Le sentaron mejor los cambios al esquema del técnico del Inter, que tuvo tres opciones muy claras para dejar el choque sentenciado. En la primera de ellas, Barral estuvo a punto de conseguir un penalti tras driblar a dos defensas. Poco después, un error en la cesión de Bourdal habilitó a Bonaldo en una acción que Reguera concluyó con un lanzamiento de rosca que rozó la madera. Por último, el delantero de San Fernando regaló un pase de oro que no aprovechó el también recién incorporado Rubén Ramos.

Sin embargo, la opción más clara de la segunda parte tuvo aroma blanquiazul, en una contra en la que Adhigibe prolongó la pelota con la cabeza para que Juanma consiguiese un gol anulado por fuera de juego. No dejó de insistir el Tala, con Juanma esta vez cabeceando un esférico que evitó Yelco sobre la línea mediante una manopla milagrosa.

Fueron, sin duda, los mejores minutos para un plantel decidido a morir con las botas puestas. Conscientes de la importancia del resultado, los chicos de Víctor Cea insistieron hasta el pitido final con balones colgados al área que no inquietaron a una defensa muy sólida. Tal escenario propició que Arribas, en una contra sin oposición, firmase el 2-0 y sentenciase el triunfo local.