El PP se sitúa en el centro derecha como «única alternativa»

I.G.Villota
-

Tirado y Gregorio aseguraron, antes de conocerse el acuerdo PSOE-Podemos, que Casado «hará lo que más convenga a España» pero recalcan que sus políticas son «incompatibles» con Sánchez

El senador y el diputado nacional destacaron el crecimiento de su formación en Toledo y garantizaron que estarán a la altura. - Foto: David Pérez

El PP ha ganado sin ganar. Ha tenido en la provincia de Toledo un destacado crecimiento de votos el 10-N, al haber obtenido 7.000 sufragios más que los que tuvo en los comicios de abril. 2.000 más en la ciudad de Toledo y 1.200 en Talavera. Seis puntos por encima de la media nacional. Esto se traduce en un senador más y en un acercamiento al PSOE. Con esta carta de presentación comparecieron el diputado electo por la provincia de Toledo en el Congreso, Vicente Tirado, y el senador y presidente provincial del partido, José Julián Gregorio, para valorar los resultados del domingo.
Una rueda de prensa en la que situaron al PP en el centro derecha, con el ánimo de ensanchar su «base social», erigido como «única alternativa» a Pedro Sánchez presentando «políticas alternativas» a la izquierda con la bajada de impuestos, la unidad nacional y la apuesta por las familias y las empresas como principales ejes.
Tirado y Gregorio aseguraron, antes de conocerse el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Podemos anunciado a mediodía, que Pablo Casado «hará lo que más convenga a España y los españoles», sin hablar en ningún caso de abstención, pero recalcaron que sus políticas son «incompatibles» con las de Sánchez.
Tirado se adelantó al pacto entre las dos fuerzas de izquierdas, evidenciando que «ahora parece que Sánchez va a dormir muy tranquilo con el gobierno que antes no le dejaba dormir».
«España necesita una alternativa seria y moderada», insistió Tirado, quien recalcó que «la pelota está en el tejado» del presidente del Gobierno en funciones, a quien responsabilizó del bloqueo de los últimos meses. «Es un problema también para el PSOE», apreció.
El «plebiscito». El diputado incidió en que el presidente del Gobierno convocó estas elecciones «para subir en votos y lo que ha hecho es bajar». «El gran perdedor de este plebiscito sobre su persona que han puesto en marcha es el propio Pedro Sánchez y el Partido Socialista», dijo.
Tirado manifestó que a España le interesa «tener un gran referente de centro derecha», convencido de que está convencido que el PP va a seguir aumentando su base social y de que «la gente volverá a la gran casa del centro derecha que es el Partido Popular». «A España le conviene un gobierno serio y no un gobierno radicalizado de izquierdas ni un gobierno Frankenstein», dijo.
El ‘popular’ reivindicó su fortaleza, que contrapuso a la debacle de Ciudadanos el domingo o la desaparición anterior de UPyD. «Nosotros no somos un partido pasajero ni de moda, somos el partido de las soluciones, centrado y moderado», subrayó, sin terminar de aclarar si Vox también es una moda o ha llegado para quedarse.
Extrapolar datos. Tirado extrapoló los datos de los comicios del domingo y apuntó que con los votos que ha obtenido en las generales, el PP podría ser una alternativa de gobierno tanto en Castilla-La Mancha como en la ciudad de Toledo. Aunque en ambos casos necesitaría el apoyo de Vox y también de Ciudadanos en la capital regional.