Vascos: reapertura confinada

J.M.
-

El yacimiento localizado en Navalmoralejo queda reabierto cada año los sábados desde el 16 de mayo, pero aún está vigente el cierre temporal por el Estado de Alarma. Tras el cese, será una opción para volver a la naturaleza

Vascos: reapertura confinada

Los amantes del yacimiento de Ciudad de Vascos esperan la llegada de cada 16 de mayo porque desde entonces quedan reabiertas estas ruinas correspondientes a una antigua madina (ciudad) de Al-Andalus que estuvo habitada entre los siglos IX y XII, dentro del término municipal de Navalmoralejo. Precisamente, este año cae en sábado porque mañana hubieran podido pasear los visitantes  al pie de las Sierras Ancha y Aguda, en las estribaciones occidentales de los Montes de Toledo.
Sin embargo, está vigente sobre el enclave de 8 hectáreas el cierre temporal por las medidas extraordinarias que adoptar con motivo del coronavirus, tal y como recuerda en su página de internet la Junta de Comunidades. No obstante, el avance en las fases de desescalada, probablemente en el nivel 1, permitirá recorrer los restos defensivos compuestos por una muralla que envuelve a la madina.
El yacimiento está localizado en la finca privada ‘Las cucañas’, y los propietarios abren el recinto al público solo los sábados por la mañana, entre las 9 y las 14 horas. El acceso se realiza por un camino de tierra que nace en dirección este en el cruce de Navalmoralejo en la carretera CM-4100, de Puente del Arzobispo a La Estrella. El camino se interna por la finca de 'Fuentelapio', para continuar hasta la mencionada  ‘Las Cucañas’.
Las ruinas están cerradas al público cada año entre el 31 de enero y el 15 de mayo por razones medioambientales. «Debió su fortuna por ser un enclave estratégico, ya que estaba situado en la línea fronteriza entre cristianos y musulmanes, constituida por el río Tajo y ser vadeable el río en este punto», explica la Junta de Comunidades.
Se trata, sin duda, de un plan estupendo para el regreso a la naturaleza después del confinamiento. Pero, como recuerda la Junta: «Se solicita que no se suban a las estructuras murarias, respeten las áreas excavadas y sigan los caminos marcados..