scorecardresearch

Las excavaciones en Adalid Meneses siguen arrojando hallazgos

Lola Morán Fdez.
-

En la última campaña desarrollada este verano en el solar se ha destapado más pavimento del siglo I d.C., hallado antes, y estructuras de época andalusí

Restos que desde el equipo arqueológico consideran que pertenecen a un patio califal. - Foto: Marcos Muñoz y César Pacheco.

La campaña de excavaciones realizada este verano en el solar de Adalid Meneses ha permitido seguir sacando a la luz parte de la historia de Talavera. Esta campaña en cuestión, que se ha desarrollado entre el 5 de julio y el 2 de agosto, ha avanzado hacia la zona sur del solar, en dirección a la calle Adalid Meneses, donde se ha actuado en unos 250 metros cuadrados. El objetivo, como explicó a La Tribuna uno de los codirectores del proyecto, Marcos Muñoz, era «localizar o concretar si el pavimento de losas de granito supuestamente del foro romano de Caesaróbriga, continuaba hacia el sur y si tenía algún tipo de fin, de muro o cimiento, continuando con la calle».

No en vano, el equipo de arqueólogos que dirige el proyecto, en el que está también César Pacheco, cree «firmemente que la calle romana que iba desde la Puerta de Mérida hacia la muralla de la zona de la Puerta del Río pasa por debajo de la calle Adalid Meneses».

Como explicó Muñoz, en este punto se delimitaba el espacio foral, al menos en la época tardoimperial. «No sabemos si estamos ante un augusteum (lugar de culto),  o ante la plaza del mercado o la plaza de lo que es el foro», pero sí la datación entre el siglo I y II d.C.. Una datación posible a través de materiales encontrados durante las excavaciones realizadas, que se encuadran en esta cronología, tal y como confirmó Muñoz.

En la fase que acaba de concluir se han descubierto «varias fases cronológicas y estructuras», entre las que destaca el foro, comprobando que «continúa hacia el sur», como se ha visto en los metros excavados. Asimismo, han aparecido estructuras de época andalusí y a una profundidad de unos dos metros y medio una especie de patio o zona abierta de época andalusí califal que consta de una serie de baldosas dispuestas de manera concéntrica. En el medio aparecen unos ladrillos dando una forma rectangular, algo que los arqueólogos asocian a un posible impluvium ( especie de estanque rectangular con fondo plano, diseñado para recoger agua de lluvia) o un patio de un hábitat doméstico. Como indicó Muñoz, ha aparecido el rebosadero elaborado con ladrillos y faltaría o bien la pila o el pozo. Ejemplos de esta estructura se han encontrado en Córdoba y estaría datada en torno al siglo X d.C.

En una parte del solar más próxima a la calle Adalid Meneses a una cota de -2 metros se ha hallado también un molino de aceite con el cántaro o depósito.

Un muro con estructuras de época moderna y de época medieval son otros de los hallazgos de esta campaña, en la que también se ha destapado un depósito de gasoil con capacidad para 5.000 litros, fechado en el año 1992. Dicho tanque procede de la guardería 'Santo Ángel de la Guarda', centro que se ubicó en este punto de la ciudad hasta la cesión del terreno con destino a la ampliación de los juzgados. Con la intención de acometer este proyecto, el centro  infantil se trasladó ya este servicio en el curso 2014-2015 al edificio de la escuela infantil 'Juan Aparicio', de titularidad municipal, en el Paseo de Colombia, 4.

campañas anteriores. Estos trabajos se suman a los de las dos campañas arqueológicas acometidas en este espacio en los años 2018 y 2019. Desde entonces no se había vuelto a actuar en este entorno, en el que estaba previsto que se construyera la ampliación de los juzgados, si bien se ha descartado este uso precisamente por los hallazgos encontrados en las fases anteriores.

La inversión para esta campaña, que ha contado con la participación de trabajadores del plan de empleo, ha sido superior a los 30.000 euros, destinados al equipo arqueológico, a la contratación de otros dos técnicos y a la maquinaria precisa para el movimiento de áridos.

En una visita al terreno el pasado julio, el concejal de Patrimonio, Sergio de la Llave, indicó que, «de cara ya a otras anualidades presupuestarias, buscaremos la fórmula para seguir trabajando en este espacio, que parece excepcional».

Futuro del solar. De hecho, la propuesta del equipo arqueológico es «intentar avanzar en el sector pegado a la calle Adalid Meneses», puesto que se ha quedado una parte sin excavar «donde seguían apareciendo las losas del pavimento del foro», tal y como precisó Pacheco. «Sería uno de los objetivos que podríamos hacer en diciembre», expuso, a la vez que trasladó la intención de abordar con el concejal de Patrimonio la posibilidad de continuar los trabajos en el cuadrante central «para intentar ver qué relación tiene por el oeste también la propia superficie enlosada» De igual modo, se busca «comprobar si hay más restos de época islámica también en el solar».

Ya a largo plazo los arqueólogos plantean la creación de «un espacio verde con la puesta en valor y musealización mínima de los restos para que se puedan visitar». Algo que permitiría conocer las diferentes etapas de este espacio, cuya importancia se ha comprobado ya en los aproximadamente 800 metros cuadrados excavados. En ellos «han aparecido 2.000 años de historia», expuso Muñoz, quien subrayó que la importancia que tiene este solar es «que este espacio es único», abogando por que desde las administraciones sigan apoyando económicamente el proyecto de excavaciones.

En estos momentos, los directores de las excavaciones están pendientes de reunirse con el equipo de Gobierno para plantearle la posibilidad de continuar el próximo diciembre o enero con los trabajos durante al menos 3 o 4 meses. «Esto es tan importante que se tiene que seguir apoyando desde la administración pública», expuso Muñoz, quien afirmó que, «junto con Entretorres y con la Alcazaba, es uno de los espacios a nivel arqueológico más importantes de la ciudad».

«Estamos en el centro neurálgico de la plaza, de la fundación, de la Caesaróbriga como tal, como la entendemos en Talavera de la Reina, más antiguo no se ha encontrado nada», confirmó el arqueólogo, en relación al pavimento del siglo I d.C. Así, si bien también se destaparon en su día los templos de la Domus (visitables en el Centro Cultural Rafael Morales), son posteriores, del siglo VI d.C., relacionados con lo hallado ahora en este solar.