scorecardresearch

Fallece el expresidente de Argelia Abdelaziz Buteflika

EFE
-

El exmandatario renunció a su puesto después de que el Ejército le retirase su apoyo y demandase su inhabilitación por motivos de salud

Fallece el expresidente de Argelia Abdelaziz Buteflika

El expresidente de Argelia Abdelaziz Buteflika ha fallecido a los 84 años, según ha anunciado este viernes la Presidencia argelina.

Buteflika padecía las consecuencias de un derrame cerebral que sufrió en el año 2013, lo que le dejó inhabilitado y provocó que se le viese en público en limitadas ocasiones, recoge el medio argelino 'El Khabar'.

No obstante, se mantuvo en la Presidencia hasta 2019, cumpliendo casi 20 años en el cargo, al que accedió en 1999. Ha sido el presidente más longevo del país.

El expresidente, veterano de la guerra de independencia de Argelia, presentó su renuncia a la Presidencia del país africano días antes de finalizar su cuarto mandato y después de que el Ejército le retirase su apoyo y demandase su inhabilitación por motivos de salud.

La renuncia se produjo también después de que cientos miles de argelinos pidieran la dimisión en multitudinarias manifestaciones, que estallaron cuando el exmandatario anunció su decisión de presentarse a un quinto mandato y duraron meses.

Antes, Buteflika había sobrevivido a las protestas generalizadas en el mundo árabe en 2011, evitando inicialmente ser depuesto como sus homólogos en Túnez, Egipto y Libia. Durante mucho tiempo fue considerado por los líderes occidentales como un socio fiable en la lucha contra el terrorismo, recoge la agencia de noticias DPA.

El exmandatario alcanzó la Presidencia de Argelia en los últimos años de la guerra entre el Estado y las facciones islamistas, una guerra civil que duró una década y en la que murieron alrededor de 150.000 personas.

Buteflika negoció un acuerdo de paz que supuso la reducción de la violencia, si bien sus cuatro mandatos dieron lugar a denuncias de métodos corruptos y autoritarios.

Tras obtener su segunda victoria en 2004, cambió la Constitución para poder presentarse a un tercer mandato, repitiendo esto para postularse a un cuarto, hasta que en su intento de aspirar un quinto la población argelina se levantó en su contra.