scorecardresearch

Magán: "El mejor de Tres Cantos fue su portero"

Raquel Jiménez
-

El técnico del Soliss Talavera achaca la derrota del sábado al portero local y a errores individuales, aunque alaba la actuación de sus jugadores: "Se dejaron el alma", asegura

Magán: “El mejor de Tres Cantos fue su portero” - Foto: Antonio A. Torres

El entrenador del Soliss Talavera, Ángel Magán, analizó la derrota por 5-3 la pista de Tres Cantos. Declaró que su equipo comenzó el choque "mandando en la posesión y, además, creamos ocasiones, pero su portero las paró todas". Junto a esto, reconoció que "cometimos errores individuales, que nos penalizaron con dos goles"; pero, a pesar de este varapalo, "nos supimos sobreponer y, tras el paso por vestuarios, el equipo estuvo unido y fue a por todas". Su escuadra consiguió con esta actitud "ponernos a un gol de ellos"; eso sí, "otra vez un error en un saque de banda, se la dimos y marcaron a puerta vacía".

El equipo talaverano continuó luchando y logró anotar de nuevo para establecer el 4-3. Y a falta de dos minutos y medio, el Soliss Talavera arriesgó con portero-jugador, gracias al que "tuvimos nuestras opciones". Tres Cantos solicitó un tiempo muerto cuando restaban 40 segundos para el final y, de regreso a la pista, "tuvieron una salida de presión, hicimos un dos contra uno en banda, el pívot se dio la vuelta, hizo falta a Zion, pero el árbitro no la pitó y, en el segundo palo, empujaron el quinto tanto".

Magán quiso poner de relieve que "el mejor de Tres Cantos fue su portero, quien sacó cuatro disparon que iban con marchamo de gol y la verdad es que estuvo inconmensurable". Está convencido de que "si no hubiera actuado tan bien, estaríamos hablando de otro resultado porque tuvimos más ocasiones que ellos".

La conclusión del técnico es que "perdimos ante un equipo que está muy bien trabajado, se conocen todos muy bien y saben a lo que juegan". Insistió en que "llevamos catorce sesiones de entrenamiento"; a pesar de lo poco que su escuadra puede entrenar, en Tres Cantos "nos felicitaron al final del partido porque vieron que éramos un equipo rocoso que, a excepción de las acciones individuales en las que cometimos los errores, les tratamos de tú a tú".

Por otro lado, Zion se lesionó en el primer tiempo por "una entrada del portero, quien simuló falta de nuestro jugador, los árbitros picaron y nos la pitaron en contra". Fruto de esa acción, "se le hinchó la tibia; continuó jugando el segundo tiempo y, en el quinto gol, el pívot se dio la vuelta, le dio en la misma tibia, le hizo falta, los colegiados no lo vieron, nos ganaron la espalda en el segundo palo y nos metieron el quinto". Pero, incluso así, "estuvimos a punto de marcar en una acción jugando de cinco". No queda otra, por tanto, que "pensar en el siguiente partido".

Quiso recalcar que sus jugadores "se dejaron el alma durante todo el partido". Mientras que con respecto a los errores cometidos, "hay que trabajar para corregirlos y vender cara nuestra derrota como en Tres Cantos".

El conjunto talaverano comienza una semana con una agenda cargada, pues este miércoles visitará al equipo sevillano Asociación Deporte y Ocio Cañada Rosal, de Tercera División, para el partido de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey que comenzará a las 20,30 horas.

Y el viernes llega en Liga Inter Movistar B en el partido que se disputará a las 21,00 horas en el pabellón José Ángel de Jesús Encinas; será donde juegue el Soliss Talavera durante las obras por el cambio de pista en el polideportivo Primero de Mayo.