Señales de los senderos, marcas de la Federación de Montaña

J.Moreno
-

Los técnicos siguen unas rigurosas normal de señalización y deben colocar en el recorrido tres tipos de marcas: las de continuidad, las de dirección equivocada y las de cambio de dirección

El técnico Óscar Lancha consulta uno de los paneles colocados en los senderos de la provincia. - Foto: Yolanda Lancha

El técnico de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha Óscar Lancha apunta que las señales de los senderos están registradas por la federación nacional, por lo que el uso de los colores combinados para marcar un camino puede ser denunciado si no procede de este organismo deportivo.
Esta circunstancia evidencia el nivel de profesionalidad de la habilitación de senderos, que se rige por un sistema de señales establecido. En este sentido, hay tres tipos de señales: las marcas de continuidad formadas por dos rectángulos paralelos, las marcas de dirección equivocada, con la composición en aspa o cruz de San Andrés y las marcas de cambio de dirección, una composición de dos trazos paralelos en ángulo que simula el giro del sendero.
La aplicación de cada una de estas marcas está claramente definida por la federación, que aclara el tamaño de las señales, la separación y el color. Respecto a esto último, las rojas y blancas identifican a los grandes recorridos; las amarillas y blancas, a los pequeños recorridos, y las verdes y blancas a los senderos locales.
Las señales pueden ser colocadas en un elemento natural, como puede ser una piedra o el tronco de un árbol de manera preferencial, y en segundo término en soportes mueble. Respecto a estos últimos, los homologadores pueden dar el visto bueno a las estaquillas y a los postes con flechas direccionales. Las mesas panorámicas, los paneles informativos y los pies temáticos suponen otros recursos para guiar los caminos.
Además, resulta obligatorio que todos los senderos cuenten con un panel informativo en el punto de inicio y en el final de los recorridos. De esta manera, aparecerá una representación gráfica del territorio, una indicación de la dificultad, el logo del servicio de emergencias 112, las indicaciones de contacto con el promotor, los datos básicos como longitud, desnivel acumulado y horario estimado en ambas direcciones, así como las restricciones de paso ambientales.
señalización obligatoria. La Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha detalla que deben aparecer obligatoriamente las señales al principios y final de los caminos, en los puntos de entrada y salida de un núcleo de población, en los puntos de entrada y salida de masas boscosas, zonas de campos o vadeo de cauces de agua y la señalización en los cruces.
La ubicación de las señales deben servir, como mínimo, para guiar a una persona sin experiencia y ser válida para los dos sentidos de la marcha. Además, la seguridad del caminante debe primar en la colocación. «La divulgación de un sendero homologado se considera inseparable de su señalización. Puede ser en papel o en soporte electrónico», asegura la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha para ofrecer la información completa a todos los usuarios.



Las más vistas