Un adiós de penalti

J. M. Loeches
-

El CD Toledo se queda sin final del Trofeo Junta después de desperdiciar una renta de 0-2 ante el Calvo Sotelo Puertollano y verse perjudicado en la tanda fatídica

Un adiós de penalti - Foto: Santos Jiménez

Los penaltis dejaron mal cuerpo al CD Toledo, que no mereció quedarse sin la final del Trofeo Junta. Se mostró con pegada y adquirió un 0-2 que parecía suficiente. Pero un penalti absurdo fue el germen de un empate que mandó la eliminatoria a una moneda al aire.
No se decidió el equipo toledano a tomar las riendas y eso, con un equipo como el azulón jugando en casa, le costó algunos sustillos a los verdes. Ninguno pasó de castaño oscuro hasta que, en el minuto 12, un compañero vio desmarcarse por la izquierda a Valdivia. Lo bueno es que Nico reaccionó con la misma proporcionalidad y tapó un posible remate o pase del delantero.
Pero el fútbol tiene tantos ejemplos de que llevar la iniciativa no sirve a veces de mucho, que el partido se puso en caída para los de Roberto Aguirre en su primera aproximación. Fue en el minuto 16, en un saque de esquina al aire de Puertollano con la derecha de Álvaro Antón que remachó a placer Cubero sin que Ricardo ni nadie de su equipo pudiera impedirlo. Incidió por ahí el equipo visitante unas cuantas veces más. También con recuperaciones en medio campo, como una que remató Jaime Hoyuela y que tuvo que mandar a córner el guardameta.
Un adiós de penaltiUn adiós de penalti - Foto: Santos JiménezCon los minutos, el CD Toledo comenzó a ganar en presencia en el campo contrario y, a base de triangulación, llegó a pisar el área contraria con cierta facilidad. En el minuto 22 tuvo otra clarísima en una entrada de Gomis por el lado izquierdo. El disparo posterior de Álex Martín pegó en el cuerpo de Manolo Molina. Esta ocasión calmó un poco los ánimos de ambos.
La ventaja le permitió a los de rosa tomarse con algo más de tranquilidad las posesiones, sin transiciones tan rápidas como antes. En el minuto 31, Carlos Martínez sacó a relucir su calidad y velocidad, pero se metió dentro del área demasiado rodeado y al final la ocasión se quedó en nada. El gallego repitió de nuevo por los mismos lares en el minuto 37, después de un pase largo, y su banquillo pidió penalti por un posible empujón de Mamadou.
De aquí al final de la primera parte, hay que marcar en rojo que Carlos Martínez tuvo que ser sustituido por una entrada de un contrario y Aguirre dio entrada a Pituli. El CD Toledo se dejó llevar hasta el descanso con la inercia del marcador. Se sentía muy cómodo con el balón en los pies y sin prisas para hacer el segundo. Sin embargo, la defensa erró al despejar un centro de Álvaro Antón que Pituli cedió a Gomis. El lateral entró hasta la cocina y dio el pase de la muerte a Álex Martín.
Un adiós de penaltiUn adiós de penalti - Foto: Santos JiménezDarío Martín se la jugó con un triple cambio para la segunda parte, aunque la primera oportunidad ya fue verde, de Antonio. Y la segunda, también, de Fran Sabaté por dentro, y que no supo conectar con ningún compañero. Y una tercera enlazada con la cuarta, porque Pituli entró en solitario por la izquierda y, tras acomodarse el balón a su derecha, probó a Ernesto, ahora bajó palos. El rechazo de la defensa le fue a parar a las botas de Fran Sabaté y el andaluz, con la izquierda, probó de nuevo al portero suplente.
El Calvo Sotelo Puertollano quería y quería, pero este Toledo al contragolpe podía ser mortal de necesidad. Gomis se mostró muy activo por el costado izquierdo y, de haber estado precisos en esos últimos metros, el resultado podía haber sido mayor a los diez minutos del reinicio. Domènech rompió la tendencia de los mineros con una entrada por la derecha que tapó bien Carlitos.
Todo dio un giro en el 61 cuando Cuesta García-Muñoz consideró penalti una salida de Nico para tapar a Reyes y Domènech no perdonó desde el punto de cal. Aguirre reaccionó dando refresco a la banda derecha con Cifo, pero el Calvo Sotelo se encontraba en pleno auge. Tenía la moral por las nubes y también más minutos de balón en los pies. No la pegada del de enfrente.
Y es que, el CD Toledo ya solo tenía la fe de sentenciar en una salida rápida. La tuvo Cifo en el minuto 78 y Ricardo se le interpuso con acierto. Sin embargo, esa inercia positiva estaba del lado puertollanero y la insistencia tuvo premio con una acción por el lado izquierdo que remachó llegando desde atrás Valdivia.
Aguirre tiró de banquillo con Aller, para dar profundidad por la derecha, y con Titi, para aprovechar su velocidad. Hubo algún amago que otro que no evitó la suerte de los penaltis. Empezó el Toledo y, tras ponerse con 2-3, los fallos de Cifo y Pituli dejaron en bandeja el pase a Iván Limón.