scorecardresearch

El conflicto de Ucrania da «la puntilla» al sector Primario

Lola Morán Fdez.
-

Asaja y UPA denuncian que los costes de producción se han «disparado» aún más a raíz de la invasión rusa al país ucraniano, uno de los «graneros de Europa»

Las explotaciones ganaderas han visto incrementarse sus costes de producción aún más a raíz del conflicto de Ucrania. - Foto: Manu Reino

El conflicto bélico de Ucrania, uno de los «graneros de Europa», ha dado «la puntilla» al sector Primario, desde donde se venían denunciando desde hace tiempo los elevados costes de producción y que ahora se han «disparado» aún más por el incremento del precio de las materias primas. Una situación que no tiene visos de una mejoría a corto plazo y ante la cual las organizaciones agrarias reclaman medidas para la supervivencia del sector.

Es el caso de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), cuya presidenta provincial, Blanca Corroto indicó que, ante las previsiones de escasez de materia prima como cebada y maíz, se había solicitado la posibilidad de firmar acuerdos con otros países, en concreto con Argentina y Brasil, para poder importar desde allí estos productos, algo que ha salido adelante. Así, con este fin se han firmado acuerdos ahora con Brasil y Argentina «para que llegue la materia prima», algo que se prevé en un mes aproximadamente.

La situación derivada de la invasión de Ucrania «está siendo un caos» y se suma a las denuncias que ya venía haciendo Asaja por «unos costes de producción elevadísimos», con movilizaciones que se paralizaron por la pandemia pero que se retomaron ya en el último trimestre de 2021 y que sumarán este 20 marzo una gran manifestación del mundo rural en Madrid.

Ahora, «la guerra de Ucrania nos ha dado la puntilla», lamentó Corroto, quien explicó que los costes de luz, gasóleo, fertilizantes y demás productos están «todavía más disparados» que antes. Como ejemplo, indicó que el gasóleo ha pasado de costar 0,58 euros en 2020 a 1,65 euros ahora, algo que es «insostenible» y por lo que se reclama al Gobierno «que se nos quite el IVA, que se reduzcan los impuestos» mientras dure el conflicto.

A ello sumó el problema de abastecimiento puesto que de Ucrania se trae todo tipo de cereal y girasol, lo que se traduce en que el aceite derivado de este producto «empieza también a escasear».

Corroto confirmó que hay cooperativas que no tienen pienso ya para este jueves porque, pese a haberse logrado disponer de materia prima, ahora se añade al problema la huelga de transportes que dificulta su reparto.

Para la secretaria provincial de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Elisa Fernández, ya no hay «incertidumbre» sobre lo que puede conllevar este conflicto al mundo rural, sino que se ha constatado que el precio de los costes de producción y de las materias primas «se están disparando a unos niveles descomunales». Unos costes que, como subrayó, son «obligatorios» e «imprescindibles» en las explotaciones agrícolas y ganaderas, como son aquellos derivados del consumo de productos extraídos del petróleo, así como la electricidad y los piensos.

«Agricultores y ganaderos están sufriendo una situación de elevación de costes y en su precio no pueden repercutirlo», sino que, por el contrario, están viendo que, en muchos casos, como en ovino y caprino, «están vendiendo sin contrato y por debajo de lo que les cuesta producir», con un nuevo incumplimiento por tanto de la Ley de la Cadena Alimentaria. Algo que desde UPA denunciarán la próxima semana ante la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), según avanzó Fernández.

Como ejemplo de este incremento de precios expuso el caso de una explotación de caprino con 600 animales en la que se han visto incrementado los costes en 1.600 euros del pasado noviembre a ahora.

Para la responsable provincial de UPA, «hay gente que está utilizando la guerra de Ucrania para enriquecerse» y hay «una especulación total y absoluta de empresas petrolíferas y de eléctricas». Para Fernández, la solución no pasa por la bajada de impuestos, puesto que esto se destina a cubrir servicios sociales por lo que, si se reducen, repercutirían en el ciudadano. En su lugar, apostó por que desde las Administraciones «corten» a las petroleras y eléctricas «para que no puedan tener estos beneficios abusivos a costa de los ciudadanos».

A estos elevados costes se podría sumar la situación que puede acarrear que siga sin llover, que puede dejar sin pastos para alimentar al ganado, teniendo que comprar más pienso, encareciendo así aún más los costes, como expuso la responsable de UPA.