Educación desmiente que haya suspendido la adjudicación del colegio concertado de El Quiñon

J.A.J./Toledo
-

La Consejería matiza que lo que ha trasladado al Ayuntamiento seseñero es que aún no se ha tomado una decisión al respecto, ya que se ha dado prioridad a preparar el nuevo curso en la región

La Consejería dará prioridad a la preparación del curso escolar en la región antes de abordar el problema en El Quiñón. - Foto: Yolanda Lancha

La Consejería de Educación ha desmentido que el procedimiento de adjudicación del futuro colegio concertado del barrio de El Quiñón en Seseña haya quedado «en suspenso», como aseguraba el pasado lunes el Ayuntamiento de esta localidad sagreña en una nota.

Fuentes del departamento que dirige la consejera Reyes Estévez  salían ayer al paso de estas manifestaciones municipales con el propósito de aclarar lo transmitido al Consistorio sobre este asunto. Matizan que en ningún caso han señalado que se haya adoptado alguna resolución sobre el concurso del colegio, como suspenderlo. Portavoces oficiales de la Consejería concretan que lo que han trasladado al Ayuntamiento en las reuniones mantenidas es que ahora «no estamos en condiciones de tomar una decisión al respecto», ya que se ha dado prioridad a la preparación del inicio del curso escolar en la región, previsto para septiembre. Una toma de postura de Educación sobre la continuidad o no de la actual adjudicación ya deberá plantearse en otoño.

Hay que recordar que el actual proceso de adjudicación sucede a otro que quedó desierto en mayo de 2014, cuando la Consejería que entonces dirigía el ‘popular’ Marcial Marín alegó que ninguno de los tres aspirantes a construir el centro cumplió en su proyecto con el requisito de dotar a sus aulas de un tamaño proporcional al número de alumnos previsto en la normativa de enseñanza. Los aspirantes no tuvieron en cuenta en aumento del número de alumnos por aula en la pasada legislatura, que obligaba a contar con clases más grandes.

En el actual concurso, abierto el pasado mes de enero, han concurrido los tres aspirantes presentes en el anterior: el colegio concertado Virgen de la Caridad de Illescas, de la red de colegios del Arzobispado de Toledo; la promotora de cooperativas de profesores aconfesional Alfedel, salpicada por la imputación de su responsable Alfonso Terrón en la ‘Operación Púnica’; y la Fundación Arenales, con un proyecto de educación católica en el que apuesta por separar a niños y niñas con una «educación diferenciada».

A estos, se sumaron cinco nuevos interesados, según explicaron  a este medio fuentes conocedoras del proceso. Cuatro de ellos, según se recoge en documentación pública del procedimiento, son Grundstein SL, sociedad de gestión de colegios concertados de Madrid; la Fundación DOM, que gestiona el colegio católico ‘Saint Thomas’ en Jerez de la Frontera; Scientia School, sociedad también con sede en Madrid; y Huelva Enseñanza SCA, cooperativa que gestiona el colegio Virgen del Rocío en esta capital andaluza.

En el perfil de contratante de la Junta no se ha visto ningún movimiento en este expedientes desde el 21 de abril, cuando se informaba de la apertura de los sobres con las soluciones técnicas de los aspirantes prevista para seis días después.

Por su parte, el alcalde seseñero reiteró ayer su demanda de un nuevo colegio para el barrio, pidiendo al Gobierno de Emiliano García-Page que se defina sobre si permitirá el colegio concertado o apostará por un segundo colegio público. Sea cual sea la solución adoptada, Carlos Velázquez reclamó que El Quiñón cuente con un nuevo centro para el curso 2016/2017. Durante una  rueda de prensa en la Cortes regionales, como parlamentario del PP, el regidor insistió en la sobresaturación de alumnos que sufre el único colegio público de El Quiñón, que tendrá que contar con 16 aulas prefabricadas el próximo curso.