Sanchez-Escribano y Michael Bereket, espadas toladanas

C.M
-

En cuanto al podio absoluto de la Marcha Atlética se alzaron con la victoria Álvaro López y Lidia Sánchez-Puebla. En la cita participaron más de 1.800 atletas llegados de todos los puntos del país

Irene Sanchez-Escribano con el trofeo de la Espada Toledana.

Más de 1.800 atletas se citaron en un parque, el de las Tres Culturas y la pista de la Escuela de Gimnasia, que se convirtió en escenario multitudinario del XLI Cross Nacional y la XXXII Marcha Atlética ‘Espada Toledana’. Llegados de diversas comunidades autónomas españolas y escuelas de atletismo, los allí congregados disfrutaron de las pruebas, organizadas por el Club Atletismo Toledo y colaboradas por entidades privadas y públicas, y de los muchos premios otorgados en torno a las distintas categorías.
Irene Sanchez-Escribano se hizo con su primera Espada Toledana, por delante de Carolina Robles y Lucia Morales Podio Absoluto Femenino Espada Toledana 2019. En la misma categoría, pero masculina, el eritreo Michael Bereket se alzó con la victoria por delante  de Jorge Blanco y Miguel Ángel Barzola.
Los resultados de la sub 23 femenino Cross Espada Toledana, encabezó el trío Carla Masip seguida de Teresa Herraez y de Andrea Torres. El podio sub 10 Masculina Cross Espada Toledana  subió a  Guillermo Carrascosa, Fabio Alguacil y Juan Garre. Y en el femenino, las ganadoras fueron Rebeca Perea, María Pérez y Manuela Pereira.
En cuanto al podio absoluto de la Marcha Atlética, el exfutbolista del Fuenlabrada Álvaro López se subió al primer puesto seguido por Mario Sillero y por Pedro Conesa. En el apartado femenino, la getafense Lidia Sánchez-Puebla, Marina Peña e Irene Montero fueron las distinguidas. En categorías más inferiores, el podio sub 18 femenino de Marcha Atlética estuvo conformado por Alicia Lumbreras, Elena Gutierrez y Eva Rico.  
El cross tenía una distancia en categoría absoluta femenina de 7.500 metros, y absoluta masculina de 9.200 metros, mientras que la Marcha Atlética abarcó un recorrido de 5 kilómetros.


Saludable cantera. El presidente del Liberbank Club Atletismo Toledo, Julián Martín, agradeció a los responsables públicos presentes -el edil y la consejera del área- la ayuda prestada en un evento que «además de deportivo» cumple una innegable función social porque los clubes con las categorías inferiores «formamos deportistas y también personas con valores». En este sentido, apreció la asistencia a esta prueba de más de 300 jóvenes -de entre 6 y 20 años- a los que «ayudamos, educamos y enseñamos a ser responsables, cívicos y respetuosos».
El concejal y la consejera titulares del área en el marco municipal y en el regional, quisieron estar en esta celebración que «es una fiesta del deporte con atletas de todas las parte de España» que este año coincide «con el centenario de la Escuela de Gimnasia y el 50 aniversario del patronato». Por ello, Pablo García instó a seguir «apoyando a estos club que miran por el deporte base». En este escenario, Rosa Ana Rodríguez apreció la «función social que cumple el Club Atletismo Toledo» que es esencial en la solidez del deporte, aprovechando para expresar el interés del Gobierno regional en el evento ya que «da cumplimiento a muchos de los objetivos de esta consejería». Y lo hace, apuntó, porque es muy importante «la apuesta decidida por trabajar el deporte desde edades tempranas, para que nuestros pequeños tengan hábitos saludables», y porque el apoyo al deporte en edades infantiles convive con el «acompañamiento a los deportistas de alto nivel».
En este mismo sentido, la consejera de Cultura reivindicó «el cumplimiento de la apuesta decidida por la mujer en el deporte» que siempre «tiene que estar presente». No olvidó, además, relacionar la prueba «con la vida cultural de nuestra región» ya sólo por el nombre de la misma -espada toledana-, sino porque «habla de cómo el deporte se enraíza con la cultura a través de algo tan ancestral como es la artesanía».