Santa Eulalia muestra sus tesoros con visitas guiadas

F. Rodríguez
-

La iglesia mozárabe abre sus puertas con tres pases guiados por las obras y los trabajos arqueológicos que han dejado al descubierto su necrópolis medieval y pistas sobre su origen visigodo

San Eulalia muestra sus tesoros con visitas guiadas - Foto: Yolanda Lancha

Es una de las joyas más desconocidas del patrimonio de la ciudad. Su fundación se atribuye al rey visigodo Atanagildo, en el año 559, aunque el actual edificio data del siglo XIII. La iglesia mozárabe de Santa Eulalia es sin duda una de esas piezas que aún faltan por interpretar en la ciudad y, además, un lugar prácticamente desconocido para la inmensa mayoría de toledanos.
El hecho de que fuera destinada a almacén durante una gran cantidad de años la salvó de los destrozos de la Guerra Civil, y la permitió conservarse intacta en medio de la destrucción y el saqueo. Años después, con una reforma bastante agresiva emprendida por el arquitecto José Manuel González-Valcarcel en los años setenta, abrió sus puertas de nuevo al culto. Así ha permanecido durante años, en los que ha necesitado de algunos retoques (unas nuevas obras en 2006) hasta que a mediados del pasado mes de abril fue necesario acometer una rehabilitación para atender a un problema de humedades y adaptar de paso el edificio a su función litúrgica.
La obra está suponiendo un gran esfuerzo económico para el Arzobispado, y es por ello que la Asociación de Guías Oficiales de Turismo de Castilla-La Mancha (APIT) ha decidido aportar su granito de arena con una serie de visitas guiadas que comenzaron ayer, se prolongarán a lo largo de fin de semana, y van a prolongarse mientras duren los trabajos en el templo.
Sonia Gómez y Luis Miguel Maeso, guías oficiales de turismo, son los encargados de mostrar los secretos ahora expuestos al aire en Santa Eulalia. Los trabajos arqueológicos han desvelado la necrópolis medieval del templo, con unos 70 cuerpos en un primer nivel, y trazas de muros medievales muy interesantes.
En la jornada de ayer se celebró la primera visita, y para el día de hoy hay otra programada (18:30 horas), así como para mañana domingo (11:00 horas). Las visitas conllevan un donativo mínimo de 3 euros, que será destinado íntegramente a las obras de restauración. Se puede reservar llamando al 657357762 o al 687531608.
«La mejor manera de ayudar es aportando nuestro trabajo de manera desinteresada», afirma Sonia Gómez, que ha sido formada junto a su compañero por el grupo de arqueólogos que trabaja en el templo.
«La idea es que la gente no solo vea los restos, sino que vea el trabajo. Que vean cómo trabajan los arqueólogos. Y eso es algo que no se ha hecho nunca», señala Luis Miguel Maeso. Ambos guías animan a los toledanos a que acudan a ver esta joya oculta de patrimonio y, de paso, conozcan un trabajo de campo «que no se va a ver más».
«Una vez finalicen la obra tendremos la iglesia, que será maravillosa, pero no tendremos los elementos tan visibles. Es historia viva de Toledo y es un trabajo que merece la pena que lo vea la gente», sentencian.