CLM tira 60.000 toneladas de alimento, pero quiere reducirlo

LT
-

El Gobierno regional lanza una estrategia para bajar estas cifras de desperdicio de alimentos anuales a la mitad en el plazo de una década. El 42% del desperdicio se produce en los hogares

CLM tira 60.000 toneladas de alimento, pero quiere reducirlo

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha presidido hoy el I Foro de Reducción del Desperdicio de Alimentos de Castilla- La Mancha en el que ha tenido oportunidad de conocer de mano de los sectores de la distribución y de la hostelería, y de las entidades de la redistribución, el borrador de la Estrategia contra el Desperdicio de Alimentos que se va a aplicar en la región durante la próxima década.
En este primer foro, en el que también han participado representantes de todas las consejerías del Gobierno regional, se ha fijado como principal objetivo «la coordinación entre todos los sectores implicados para reducir en un 50» el desperdicio alimentario en los próximos 10 años, tal y como se fija en la Estrategia regional de Economía Circular para reducir la generación de residuos alimentarios», destacó Escudero.

El 10% de las emisiones de efecto invernadero.
Según las estimaciones nacionales, Castilla-La Mancha desperdicia cerca de 60.000 toneladas de alimentos al año, «una cantidad que tenemos la obligación de reducir sí queremos preservar nuestro medio ambiente», apuntó. Además explicó que «el desperdicio alimentario es uno de los principales responsables del cambio climático produciendo hasta el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero».

«Es una inmoralidad».
También resaltó que «además de tratarse de un sinsentido por el coste económico y medio ambiental que supone, es una inmoralidad, ya que se tira a la basura una de cada tres alimentos a nivel mundial mientras más 800 millones de personas están pasando hambre en el mundo, uno de cada nueve de los habitantes del planeta».
Con la agenda 2030.

El consejero también quiso poner en valor que, alineados con el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) número 12 de la Agenda 2030 que se identifica con la producción y el consumo responsable, el borrador de la estrategia ‘Sin Desperdicio 20-30’ está compuesto por cinco principios rectores que buscan promover la economía circular, disminuir el desperdicio alimentario, sensibilizar e informar a los agentes, fomentar la redistribución de alimentos, y favorecer la investigación y la innovación.
Al hilo, indicó que Castilla-La Mancha fue una comunidad pionera en tener una normativa en materia de desperdicio alimentario que data del 26 de marzo de 2019 y con la que desde esa fecha «impulsa medidas que eviten el desperdicio alimentario y faciliten la redistribución de alimentos que han servido de punto de partida para el desarrollo del borrador de la Estrategia que han dado hoy a conocer». Y en ese mismo sentido emplazó a los participantes en este primer foro, que se erige como órgano asesor y de consulta, a ser «innovadores en el estudio y adopción de medidas que, tanto en la producción, como en la distribución, así como en la redistribución de alimentos, se puedan adoptar».
El 42% del desperdicio se produce en los hogares.

Escudero también resaltó la importancia de la «sensibilización ciudadana» aportando un dato que considera esclarecedor: «El mayor porcentaje de desperdicios se produce en los hogares y representa el 42% del desperdicio total».
Antes de finalizar este primer Foro quiso reconocer su labor a organizaciones de redistribución de alimentos, como la toledana ‘Red Alimenta’, que además ha sido distinguida recientemente junto a otras seis entidades de la Región con el distintivo de ‘Buenas Prácticas en Consumo’.
Por último, Escudero anunció la futura creación de los distintivos de «buenas prácticas en reducción del desperdicio alimentario».