scorecardresearch

El campus de la Fábrica podría disponer de residencia

M.G
-

En la documentación del plan especial del parque dotacional del Tajo no figura este posible uso, pero se brinda la posibilidad de albergar una residencia universitaria en la ordenanza elaborada

El campus de la Fábrica podría disponer de residencia - Foto: David Pérez

El anuncio de la Universidad de Castilla-La Mancha hace seis años ya evidenciaba su interés por impulsar y extender el campus más allá de los planteamientos iniciales. La institución ya se marcó en su hoja de ruta una inversión de 18,9 millones de euros para expandir el campus tecnológico gracias a una fuerte inyección de fondos europeos, con obras tan destacadas como la restauración de la nave de Espoletas, la futura sede de la Escuela de Arquitectura de Toledo, o un nuevo acceso por la Puerta de Obreros. En total, el espacio nuevo a desarrollar rondaba los 44.000 metros cuadrados.

La UCLM ha demostrado sus ganas de crecimiento desde hace muchos años, pero en el año 2010 tuvo que posponer su plan de inversión por la coyuntura económica y poco a poco lo fue poniendo en marcha para ir completando el campus en esa zona, al otro lado del río, en los antiguos polvorines, para instalaciones ligadas a la investigación, y en la zona norte, con la construcción de espacios deportivos. Si bien, hasta que el plan especial del parque dotacional del Tajo no estuviera redactado únicamente se podían autorizar obras ligadas «a la consolidación o rehabilitación de las edificaciones existentes», con lo que este nuevo instrumento de planeamiento resulta imprescindible para asegurar el futuro de este campus,

Los planes urbanísticos de la institución son bastante ambiciosos e incluso se podría terminar proyectando una residencia universitaria en la Fábrica de Armas en un futuro si lo ve conveniente. En principio, en la documentación de la UCLM se menciona que los usos permitidos en este entorno son los de carácter docente ligado al ámbito universitario, los usos ligados con esta actividad, como  instalaciones deportivas, edificios para proyectos de investigación y desarrollo y «alojamientos  universitarios protegidos».

A pesar de que el plan no desvela si la universidad está pensando en disponer de una residencia para estudiantes en unos años, la ordenanza creada específicamente para este entorno si apunta en su artículo número 3 permite este uso. Además, en el apartado de la documentación reservado a los criterios de intervención que debe respetar la universidad en su plan de expansión remarca que en este ámbito no sería conveniente los usos comerciales, hosteleros y residenciales, salvo el alojamiento universitario, «ya que este servicio es un elemento fundamental para la integración de la Universidad tanto en el Casco antiguo como en el ensanche».

Otros planes. La UCLM dispone de una planta de cogeneración que permite la producción de energía térmica y eléctrica a partir de gas natural, con muy buenos resultados energéticos. La sostenibilidad es un reto constante y la institución quiere seguir mejorando y adecuando sus instalaciones, como ha realizado con la instalación de paneles fotovoltaicos, por lo que «en un futuro podría ponerse en marcha también la central hidroeléctrica de Azumel», según recoge el plan especial, con lo que se completaría  «un conjunto de usos energéticos que al igual que la estación depuradora -que se encuentra en el interior de la nave situada entre el taller de fundición y la central térmica-, constituyen laboratorios de prácticas vivas para los alumnos de las enseñanzas medioambientales».

Otro de los objetivos que no puede pasarse por alto es el cuidado y preservación del medio ambiente, ya que se trata de un espacio natural de gran valor, y la UCLMestá obligada a mantener la vegetación existente en la Fábrica de Armas y tendrá que poner especial cuidado en la zona de ribera existente entre Azumel y el edificio de Sabatini para evitar alterarla o deteriorarla.