scorecardresearch

Mejora natural, relleno de oquedades y nuevo bosque

J. Monroy
-

El Ayuntamiento trabajará a lo largo de tras franjas longitudinales en paralelo al río, desde la orilla, a los actuales cultivos, donde se recuperarán los espacios naturales

Mejora natural, relleno de oquedades y nuevo bosque - Foto: David Pérez

El Ayuntamiento plantea la ejecución de tres grandes actuaciones entre los puentes de Alcántara y de la A-42, que hoy en día, independientemente del estado en el que se encuentra la vegetación, constituye una de las zonas más utilizadas por la población para su ocio y esparcimiento dentro de la ciudad.

El marco de intervención comprende una superficie de 91.040 metros cuadrados. Se actuará en tres sectores que discurren paralelos al río cada uno con unas problemáticas diferenciadas.

Conservación. La primera acción será la conservación y mejora del ecosistema ripario existente. Comprende una franja de entre 0 (en las que la erosión del río y el aprovechamiento agrícola la han hecho desaparecer) y 25 metros de ancho, dependiendo del tramo. Se desarrollará en ambas orillas, tanto el sector limítrofe con el parque de Safont y la orilla contigua a la zona agrícola de la Huerta del Rey.

Mejora natural, relleno de oquedades y nuevo bosqueMejora natural, relleno de oquedades y nuevo bosque - Foto: David PérezEl Ayuntamiento buscará recuperar la presencia de vegetación en el área y con ello de la diversidad biológica del hábitat. Se prevé la realización de tratamientos selvícolas, posibles labores de poda de formación, poda de mantenimiento, de regeneración y sanitaria de la vegetación arbórea que ha crecido de manera natural para lograr reconstruir la masa de vegetación fragmentada y favorecer su adecuado desarrollo en altura. En algunas zonas puntuales, se realizará desbroce y entresaca puntual y selectiva.

Se hará una retirada selectiva de la vegetación muerta de gran tamaño, no eliminándola ni retirándola en los casos en los que suponga dejar al suelo sin la sujeción del sistema radical del árbol. De los ejemplares de gran volumen que se encuentren muertos en la orilla del río se valorará si se mantienen, dado que actúan como zonas de nidificación, concentración y refugio de un amplio número de aves vinculadas a este hábitat y de coleópteros y xilófagos no agresivos con las especies arbóreas vivas.

Se repoblarán las especies arbóreas, arbustivas y herbáceas de algunos tramos. Para ello, se emplearán especies autóctona. Ante la ausencia de especies arbustivas, se introducirán su plantación sobre el terreno. De igual forma, se gestionará la eliminación de las especies invasoras.

Para la conservación faunística, en el caso de presencia de oquedades del terreno, se llevará a cabo su relleno con fragmentos de vegetación muerta y otros elementos naturales variados con el fin de favorecer su uso como refugio para la fauna. También se instalarán cajas anidaderas para aves, fomentando así las poblaciones de aves en esta área del río, así como su refugio y nidificación.

El camino. La actuación sobre el camino GR-113 y la zona de explotación agrícola contigua de la Huerta del Rey afectará a18.063 metros cuadrados. Muchas de las zonas de desnivel existentes en el área de ribera del proyecto se encuentran desnudas de vegetación, sin estabilizar y desprotegidas, lo que favorece los procesos erosivos ocasionados por el agua que provocan una mayor desestructuración del terreno con el paso del tiempo. La idea es mitigar esta erosión y de estabilizar el suelo, de cara a contribuir a una protección de la zona frente al riesgo de inundación.

Esto incluye un programa de relleno y consolidación del terreno de cárcavas emergentes y escolleras erosionadas, que contemple la estabilización de las pendientes del terreno, recuperando la geometría reciente del mismo. De igual forma, en los casos que sea necesario, se procederá a la revegetación de pendientes y laderas de especies autóctonas para consolidar el suelo.

Más bosque. El sector 3 del ámbito de actuación comprende una franja de unos diez metros, que se extiende a partir del sector 2, sobre la zona de terrenos agrícolas adyacentes, en una superficie de 28.603 metros cuadrados.

Allí se creará una nueva banda forestal con diversidad de especies autóctonas arbóreas, arbustivas y herbáceas propias del ecosistema originario, en la actualidad destinada al cultivo, uniéndose al área existente aún conservada, para de este modo establecer una franja de vegetación ripícola continua a lo largo del curso. Se unirán a la línea de almeces que crecen serpenteantes siguiendo el camino GR-113 a lo largo de la zona de ribera objeto del proyecto. Se pondrá especial énfasis en la correcta adecuación de la instalación de riego a través de la captación de agua de río.

ARCHIVADO EN: Parque de Safont