scorecardresearch

Tercer triunfo del Villacañas en una semana (1-2)

Millán Gao (ADG)
-

El conjunto de Pedro Velasco amplió su buen momento a costa del Azuqueca, con goles de Mamadou y AitorRubio

Tercer triunfo del CD Villacañas en una semana (1-2) - Foto: CD Azuqueca

El CD Villacañas confirmó su buen momento y sumó un nuevo triunfo, por 1-2, en la casa de un CD Azuqueca que se topó con la actuación de Ángel, y que ve cómo sus esperanzas de colarse en los 'playoff' se complican.

La cita arrancó con el cuadro local más metido en el partido o, al menos, con más ganas de marcar territorio y tratar de abortar cuanto antes el resurgir de un Villacañas que llegaba crecido al San Miguel. Eso sí, el dominio y el empuje apenas se reflejaban en ocasiones claras. Apenas un testarazo de Titi, forzado, a centro desde la derecha de Borja Cabanillas.

Los minutos pasaban y el Villacañas lograba equilibrar las llegadas al área contraria. La grada esperaba expectante que alguna jugada rompiese una primera parte tan fría como el viento que soplaba en el estadio. Esa acción llegó, a la media hora, con protagonismo visitante. Mazzocchi recibió dentro del área, pero tuvo la frialdad suficiente como para no precipitarse y abrir a su izquierda. Allí Moha, levantó la cabeza y puso un regalo en forma de centro que Mamadou, en el segundo palo, solo tuvo que empujar a la red.

El gol pareció despertar al CD Azuqueca, que, apenas dos minutos después, generó su mejor ocasión del primer acto. Otro centro desde la derecha, en este caso de Óscar Cabo, lo cabeceó en posición franca Álex González, pero Ángel voló y desvió el testarazo casi a quemarropa. Los pupilos de Sergio Rubio percutieron en los últimos minutos del primer acto, pero Villacañas aguantó sin excesivos apuros ese marcador a favor al descanso.

El técnico local movió el banquillo. Dio entrada a Guille por Titi, de salida. Óscar Cabo pasó a ser la principal referencia ofensiva y en el minuto 51 gozó de una buena oportunidad tras un gran pase de Álex González. Sin embargo, el remate de Cabo se marchó fuera por poco.

El siguiente cambio fue por obligación, tras la lesión muscular de Víctor Arribas. Para entonces, Mazzocchi había vuelto a buscar las cosquillas de la zaga local y Borja Cabanillas intentó lo propio con un remate lejano.

Pedro Velasco también dio oxígeno a su centro del campo con Chata, aunque su principal arma era Mazzocchi. Una apertura de éste para Aitor Rubio estuvo a punto de convertirse en autogol de Rubén al despejar el pase de la muerte.

Precisamente, Rubén tuvo el gol para empatar tras una jugada de Borja Cabanillas por derecha. Y, fiel al dicho, quien perdona, lo paga. El Villacañas aprovechó una recuperación en primera línea que Chata transformó en una asistencia para Aitor Rubio, que solo tuvo que empujar el balón a la red.

El Azuqueca, más con corazón que cabeza, buscó recortar distancias, pero la oportunidad más clara correspondió al Villacañas en un mano a mano que Triguero le ganó a Sarmiento. A escasos segundos del final, el conjunto anfitrión encontró el gol. Una falta lateral de Carballo la empujó a la red Juanjo. Fue en la última acción del encuentro que le permitió al Villacañas disfrutar de haber sido capaz de llevarse tres puntos de oro.