scorecardresearch

El CF Talavera resiste con diez ante el líder

Mario Zafra/ADG
-

El equipo de Víctor Cea es el primer equipo que puntúa en el Nuevo Vivero de Badajoz desde hace más de un año; los blanquiazules sufrieron la expulsión de Rodrigo a los diez minutos y la lesión de Adighibe

El delantero Rodrigo fue expulsado en el minuto 10. - Foto: Manu_Reino

Un Talavera resiliente logró lo que nadie había conseguido en el Nuevo Vivero en el último año: puntuar y dejar al Badajoz sin marcar. El mérito del equipo de Víctor Cea es todavía mayor si se tiene en cuenta que lo hizo jugando más de 90 minutos con un hombre menos. Sí, más de 90, porque el cuadro talaverano perdió por expulsión a Rodrigo en el minuto 11 de una primera parte que se extendió más allá del 50…Y la segunda mitad finalizó justo después de concluir el séptimo minuto de tiempo añadido.

En un encuentro con el infortunio añadido de perder a la media hora a Adighibe, que tuvo que ser evacuado en ambulancia por un golpe en las costillas, el titánico trabajo defensivo, complementado con una actuación descomunal de Edu en la portería, le reportó al Talavera un punto de oro ante el intratable líder de su subgrupo. El meta tudense, con varias paradas de mucho mérito, fue el gran héroe en un empate con más valor cualitativo que cuantitativo, ya que, tras encadenar su cuarta jornada sin ganar, la escuadra dirigida por Víctor Cea cae dos puestos en la tabla y ahora está en la zona que obliga a jugar para eludir el descenso, pero a tan solo tres puntos del Mérida, segundo clasificado, en una clasificación muy comprimida.

Llegó la primera ocasión local a los 8 minutos. Un testarazo de Aquino a centro de Tomás, después de una buena proyección del lateral zurdo local por su costado, no alcanzó la dirección adecuada y la defensa del Talavera conjuró el peligro.

Replicó la escuadra de Víctor Cea tres minutos después en un pase en profundidad hacia Rodrigo, que se lanzó con los pies por delante en el área y, aunque llegó antes a la pelota, impactó con Kike Royo. El colegiado entendió que la acción entrañaba un riesgo grave para el portero y no lo dudó: le mostró la tarjeta roja directa.

Álex Corredera, que se incrustó en varias ocasiones entre los centrales para galvanizar desde atrás el juego del equipo pacense, realizó, superado el cuarto de hora, un pase en largo que bajó Aquino con clase. Picó el balón ante la salida de Edu, aunque su remate se perdió junto al palo izquierdo de la meta del cuadro talaverano.

Con un hombre menos y muchos minutos por delante, los pupilos de Víctor Cea trataron de enfriar el partido y jugar más replegados, sin una presión tan alta como al inicio, y con Adiguibe como islote en punta.

En el ecuador del primer periodo volvió a percutir el Badajoz por la izquierda. El excelso centro de Tomás con el exterior de su bota izquierda encontró la complicidad de la cabeza de Santamaría. Peinó un poco el balón y la pelota salió junto al poste.

En pleno acoso local, Edu volvió a lucirse en una combinación de Dani Fernández con Aquino, cuyo remate con la pierna izquierda volvió a encontrar la respuesta por parte del guardameta tudense.

En una de las escasas llegadas del equipo de Cea a los dominios de Kike Royo durante el primer acto, Ceberio lo intentó con un chut flojo que atajó el meta local.

Superada la media hora, un balón dividido volvió a dejar de nuevo al Talavera sin otro efectivo. El lance entre César Morgado y Adighibe, ambos entrando con los tacos por delante, dejó mal parado al delantero nigeriano en el choque con el capitán local. El jugador del Talavera, con un golpe en las costillas que le dejó sin respiración, tuvo que ser asistido durante varios minutos sobre el césped y fue posteriormente evacuado en una ambulancia, aunque su estado no reviste gravedad. Víctor Cea echó mano de Dorrio para relevar a Adighibe.

La mejor noticia para el Talavera fue que en la recta final del primer periodo logró anestesiar el ritmo del equipo de Fernando Estévez y no pasó apuros. Incluso acabó la escuadra talaverana en el área local el primer tiempo, extendido seis minutos por las interrupciones que hubo. El remate de Ceberio, después de un saque de banda de Choco y varios duelos aéreos, lo atajó sin grandes complicaciones Kike Royo.

Volvió a amenazar el Badajoz a la vuelta de los vestuarios y los reflejos de Edu le permitieron impedir que el cabezazo a bocajarro de Jesús Clemente a centro desde la izquierda se convirtiera en el 1-0.

El Talavera trató de rentabilizar sus escasas salidas y alguna acción a balón parado. En la más peligrosa, Bourdal prolongó el envío en el área y el intento de Juanma se paseó por delante de la portería local sin encontrar rematador.

Justo antes de cumplirse la hora de juego, otro centro desde la izquierda lo cabeceó Aquino desviado.

Estévez dio paso a Tahiru y Adilson para encontrar soluciones en ataque. Ganó consistencia y oxígeno el Talavera con sus permutas y consiguió, pese a la insistencia del equipo blanquinegro, volver a enfriar el duelo y, como en el tramo final del primer periodo, no sufrir en exceso.

Con toda la dinamita posible sobre el campo, el Badajoz lo intentó en un arreón final que volvió a encontrar la mejor versión de Edu para impedir el gol local. Se lució, en la última ocasión del cuadro pacense, en un centro chut de Dani Fernández.

Tuvo que sufrir en un interminable final, con cinco minutos de añadido, que acabaron siendo siete, el Talavera, que alcanzó exhausto la meta y el botín.