Magán protege a sus vecinos de muertes por atragantamiento

redacción
-

El Ayuntamiento ha dotado a la guardería, al colegio, al pabellón y a Protección Civil de un dispositivo denominado LifeVac que podría salvar vidas en casos de atragantamiento

Magán protege a sus vecinos de muertes por atragantamiento

redacción /toledo
La seguridad de los vecinos de Magán cuenta desde ahora con un nuevo elemento con el que se podrán salvar vidas en caso de un accidente por atragantamiento. Y es que la Concejalía de Sanidad y Seguridad acaba de equipar al  Colegio Santa Marina, a la Guardería, al Pabellón del  municipio y a Protección Civil con un dispositivo denominado LifeVac que ayuda a la extracción de cuerpos extraños en la vía aérea.
El Consistorio de Magán ha decidido realizar esta inversión en seguridad conscientes de que la obstrucción de las vías aéreas por un trozo de alimento es más común de lo que se supone. De hecho, la asfixia por atragantamiento se ha convertido en la tercera causa de muerte no natural en España por delante los accidentes de tráfico. Según los datos del INE, en 2017, un total de 2.336 personas fallecían atragantados a causa trozo de alimento u otro objeto que les impidió respirar sin que nadie pudiera ayudarles a expulsarlo.
Así, el Ayuntamiento de este municipio pondrá en marcha en próximas fechas una serie de cursillos  tanto en el colegio como en la guardería para formar en maniobras de atragantamiento y RCP.  Porque, afirman desde la Concejalía de Sanidad y Seguridad, «unos mínimos conocimientos pueden salvar vidas y más en los casos en que no está presente personal sanitarios».
 El dispositivo LifeVac -creado  por un Arthur Lih, fundador y CEO de LifeVac, tras escuchar a una mujer que había perdido a su hijo tras una no exitosa maniobra de Heimlich- es un elemento de seguridad que con una válvula patentada  impide empujar la obstrucción hacia el interior de las vías aéreas. Este dispositivo contiene 3 mascarillas de tamaños diferentes, incluyendo una pediátrica por lo que se adapta a niños y adultos. Otra ventaja adicional, señalan desde la compañía, es su facilidad de almacenamiento ya que es ligero y no necesita ninguna fuente de alimentación por lo que puede utilizarse de manera inmediata en cualquier lugar lo que lo convierte en recomendable como dispositivo de emergencia en cualquier domicilio particular o espacio público como restaurantes, colegios, geriátricos, etc., así como complementando equipos en diferentes servicios de emergencia.
Además, el LifeVac no se introduce en la boca y su válvula médica impide que pase el aire a través de la mascarilla, por lo que no hay riesgo de dañar a la víctima.
Una rápida actuación en un caso de atragantamiento es vital puesto que a partir de 4 minutos sin oxigenación, se pueden sufrir serios daños cerebrales y pasados 10 minutos, las probabilidades de muerte cerebral son muy altas.