scorecardresearch

Miguel Ángel Blanco, siempre en la memoria

J.M.
-

Las cuatro formaciones representadas en la Diputación guardan cinco minutos de silencio por el 25 aniversario del asesinato del concejal del Partido Popular en Ermua

Julio y Mario se pasaron horas apostados frente a la televisión, como sus padres, a la espera de novedades favorables sobre el ultimátum de la banda terrorista ETA contra la vida de Miguel Ángel Blanco, concejal de Ermua asesinado el 13 de julio de 1997. Álvaro, también edil por entonces, vivió con el mismo desasosiego aquellas 48 horas. Ahora, encabezan la representación de tres de las cuatro formaciones con asiento en la Diputación. Los tres participaron de los cinco minutos de silencio convocados ayer por la Federación Española de Municipios y Provincias junto a las puertas de la institución.

«Cuando comunicaron el asesinato, recuerdo que se nos desgarró el alma, a mí también. Sentí una pena tremenda. Una sensación tristeza e impotencia. Y asco hacia esos seres que destrozaban una vida de forma tan cruel y sin sentido», expresó el socialista Gutiérrez, quien tenía entonces 27 años y ejercía como concejal en el Ayuntamiento de Escalona. Asimismo, destacó la unidad de los españoles y de las fuerzas políticas en la lucha contra el terrorismo, que derivó en la desaparición de ETA.

El portavoz de Ciudadanos, Julio Comendador, era un niño que veraneaba en Corral de Almaguer. «Estuve pegado a la televisión y estupefacto. Con ganas de ver esa movilización», destaca por la reacción de la sociedad española. En este sentido, señaló que lo vivido aquellos días «me ayudó a ser la persona que soy. A madurar y dar importancia a la lucha contra el terrorismo y ver la importancia de la vida de las personas».

El presidente de la Diputación encabeza la concentración a las puertas de la Diputación, con trabajadores y representantes de todas las formaciones políticas.El presidente de la Diputación encabeza la concentración a las puertas de la Diputación, con trabajadores y representantes de todas las formaciones políticas. - Foto: David PérezPor su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Mario García, recordó aquellos días angustiosos y trágicos, por un lado, pero también diferentes por la respuesta de los ciudadanos. E hizo mención a los «políticos valientes» que se pusieron enfrente de la banda terrorista. «Al final, pudieron acabar con ella», apunta este político, que defiende la necesidad de concentraciones como la de ayer para que las nuevas generaciones conozcan quiénes fueron Miguel Ángel Blanco, Fernando Múgica o Francisco Tomás y Valiente. «Siempre defendemos que la memoria del franquismo es tan justa como la de las víctimas de ETA», apostilló.

Por su parte, el presidente del Grupo del PP en la Diputación, Carlos Velázquez, que no estuvo en la concentración, indicó que fue «el elemento definitivo» para que él, con 17 años, entrara en política. «Marcó mi vida y la de muchas personas», resaltó. Asimismo, enlazó con la Ley de Memoria Democrática que hoy se vota en el Congreso. «Es una pena que hoy-por ayer- haya actos de repulsa y que mañana -por hoy- se vaya a votar lo que se va a votar», criticó en referencia al PSOE.