El FMI alaba la fortaleza de España pese a las circunstancia

-

El organismo defiende que durante años el resto de países ha infravalorado la resistencia de la economía nacional, en parte por la inestabilidad política que sufre y prevé que destacará por encima de sus socios europeos

El FMI alaba la fortaleza de España pese a las circunstancia - Foto: MIKE THEILER

El Fondo Monetario Internacional (FMI) subrayó hoy las perspectivas positivas para España pese a que "la incertidumbre política" se ha mantenido "por un tiempo", a la vez que recomendó al futuro Gobierno que salga de las próximas elecciones avanzar en la "reconstrucción del espacio fiscal" y "la reducción de la deuda".
"España ha continuado con un registro mejor que los socios europeos, durante varios años hemos infravalorado la fortaleza de la economía española. Es reflejo, sin duda, de las reformas emprendidas tras la crisis", afirmó el director del Departamento de Europa del Fondo, Poul Thomsen, en una rueda de prenda.
Thomsen remarcó que "España ha seguido creciendo pese a que cierta inestabilidad política se ha mantenido por un tiempo" y se prevé que "seguirá haciéndolo mejor que el resto de socios".
España celebrará el próximo 10 de noviembre elecciones generales, las cuartas en cuatro años. 
Las últimas previsiones del Fondo apuntan a una desaceleración del crecimiento de la economía española hasta el 2,2% para este año y el 1,8% para el próximo, en ambos casos una décima menos que lo esperado hace tres meses, pero por encima de la media de la eurozona, para la que se estima una expansión del 1,2% en 2019 y 1,4% en 2020.
"Sobre la agenda del nuevo Gobierno, es fundamental que se mantengan las reformas adoptadas, es necesario avanzar sobre ellas. El desafío es reconstruir el espacio fiscal, y debería continuar con la consolidación, con el objetivo a medio plazo de reducir la deuda", apuntó Thomsen.
De acuerdo a las proyecciones de la institución, el déficit presupuestario de España será del 2,2% del producto interior bruto (PIB) en 2019 y posteriormente se quedará en el 1,9% entre 2020 y 2024.
Por su parte, la deuda cerrará el actual ejercicio en el 96,4%, y proseguirá su lenta reducción al 95,2% en 2020, 94% en 2021 y 92,8% en 2022.