scorecardresearch

Nuevas Generaciones reivindica el espíritu de Ermua en Toledo

Mario Gómez
-

La organización juvenil celebró un acto en el XXV aniversario del asesinato del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco a manos de ETA

Ha pasado un cuarto de siglo de uno de los capítulos más angustiosos y luctuosos de la historia de España. La banda terrorista ETA secuestraba y posteriormente asesinaba a un concejal del municipio de Ermua, en la provincia de Vizcaya.

Desde aquellas 48 horas de julio de 1997 en las que «España entera estuvo pendiente del destino de un joven de 29 años», que acabaron de la peor forma posible, surgió el denominado «espíritu de Ermua», en el que el movimiento cívico y espontáneo originado a raíz de aquel secuestro de Miguel Ángel Blanco, se reivindicó la «defensa de la vida, la libertad y la democracia constitucional que nos convierte en ciudadanos frente al fanatismo de la identidad, el sectarismo, la intolerancia», y que además originó un sentimiento social multitudinario de rechazo hacia el terrorismo.

Así lo esgrimieron en un manifiesto los miembros de Nuevas Generaciones de Toledo, que fue leído por diferentes cargos representativos dentro de la formación, que en un emotivo acto de recuerdo y homenaje a la figura del edil asesinado, reivindicaron «que se cumplan las condenas y se resuelvan los casos pendientes» de la banda terrorista en la Plaza de Zocodover, frente a la Delegación del Gobierno.

El acto  se celebró en la plaza de Zocodover, frente a la Delegación del Gobierno.El acto se celebró en la plaza de Zocodover, frente a la Delegación del Gobierno. - Foto: L.T.En el acto, arropados por numerosos afiliados y simpatizantes, además de alcaldes, concejales, portavoces, diputados provinciales, regionales y nacionales, recordaron que «Miguel Ángel Blanco es símbolo de la lucha contra el terrorismo y la defensa de la libertad», asegurando que «es el principal valuarte de los jóvenes del Partido Popular y la seña de identidad de los que defendemos los principios y valores de estas siglas», ya que además el edil asesinado es presidente honorífico de la organización juvenil.

Durante la lectura del manifiesto, se recordó que «Miguel Ángel Blanco era un joven lleno de proyectos, vitalista, comprometido con las ideas en las que creía», y categorizó de «deber moral y político» transmitir a los jóvenes esta parte de la historia de España.

En el manifiesto leído ante un centenar de personas, los populares recordaron que «en estos 25 años hemos conseguido derrotar policialmente a ETA», pero que «la derrota política y social está todavía pendiente», en referencia a formaciones políticas que mantienen vigente «y la ideología por la que ETA mató». Además, aseguraron que luchan «contra el olvido del tiempo que ha provocado que generaciones de jóvenes no conozcan quien fue Miguel Ángel Blanco».

Un acto que comenzó con un mural en el que los asistentes pudieron expresar sus recuerdos de la fatídica fecha, y que concluyó con una suelta de globos blancos y un minuto de silencio.

Así mismo, desde el colectivo, anunciaron que van a promover una moción, con la intención de presentarla en todos los ayuntamientos de España en la que exigirán «que se dedique una calle en los municipios con la denominación Miguel Ángel Blanco y que sirva para perpetuar viva la memoria de todas las víctimas del terrorismo».