Luz a las mezquitas

J. Monroy
-

El arqueólogo Arturo Ruiz Taboada aborda los últimos descubrimientos sobre postales, como la que se está confirmando en la obra del hotel de la bajada del Pozo Amargo

Luz a las mezquitas - Foto: Ángeles Visdómine

A la espera de comenzar con la segunda fase de los trabajos en Tornerías, el arqueólogo Arturo Ruiz Taboada ha ofrecido en la Biblioteca de Castilla-La Mancha una conferencia en la que quiso dar una visión distinta de las mezquitas de la ciudad, «entendiendo que tenemos un registro arquitectónico y arqueológico espectacular, que creo que es de los punteros de la península Ibérica, por el nivel de conservación y por el número, sobre todo». En una sala de Conferencias abarrotada desde minutos antes, el arqueólogo abordó las mezquitas de Toledo, cuántas son, cómo están, la historiografía, su estado de conservación o los nuevos trabajos arqueológicos que se están desarrollando sobre ellas, para concluir hablando de un futuro prometedor, «dada la importancia de los restos».
Se trata de la primera de las conferencias del ciclo que va a llevar a este foro público a miembros destacados de la Fundación Ortega y Gasset-Gregorio Marañón, con la intención de sacar su trabajo a la calle.
Ruiz Taboada se acercó a los últimos descubrimientos en torno a mezquitas en Toledo, como el reciente en la zona de la bajada del Pozo Amargo, concretamente, en el espacio de la obra del hotel, en la zona de lo que en su día fue el adarve de Don Nicolás. Ya Passini, recodó Álvarez Taboada, habló de esta mezquita en su momento. Ahora las excavaciones han descubierto una serie de muros que apuntan en esta dirección. Se trata de la constatación arqueológica de una mezquita documentada en fuentes históricas, apuntó el conferenciante.
Forma parte de la docena de mezquitas que aproximadamente hubo en Toledo y que prácticamente todas están localizadas. Aunque solo quedan dos completas, Cristo de la Luz y Tornerías (en las que precisamente ha trabajado Ruiz Taboada), además de bastantes restos diseminados por el resto. Porque hasta los cimientos de la torre de la Catedral son un antiguo alminar. El arqueólogo Julián García ha trabajado en El Salvador; Juan Manuel Rojas en San Sebastián; Vasilis Tsiolis en San Ginés; y Clara Delgado en San Lorenzo. El propio Ruiz Taboada abordó Cristo de la Luz y Tornerías.