Pide un cambio en el reparto de fondos europeos a I+D+i

Benjamín López
-

La consejera de Educación recalca la «relevancia que tendría para nuestra comunidad» y para todas las que tienen un tejido «un poco más reducido» en investigación, que se «replanteen fondos Feder para que tengan una repercusión mayor o diferenciada»

Pide un cambio en el reparto de fondos europeos a I+D+i - Foto: JUAN LAZARO

Castilla-La Mancha quiere un nuevo criterio en el reparto de los fondos europeos Feder para la investigación que se acomode a la realidad del tejido productivo de nuestra comunidad en el que la mayor parte de las empresas son pequeñas y medianas y «merecen una consideración» distinta respecto a las grandes, según reclamó esta tarde la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Rosa Ana Rodríguez, en el seno de la Conferencia Sectorial de Ciencia e Innovación.
Rodríguez participó en la reunión presidida por el ministro de Ciencia y Tecnología, Pedro Duque, en la que se  trató el estado actual de elaboración y tramitación de la nueva Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación, que entrará en vigor el año que viene y que debe ser aprobada por este mismo Consejo antes de que finalice 2020.
En ese contexto, la consejera tomó la palabra para «hacer caer en la cuenta al ministro» de la «relevancia que tendría para nuestra comunidad» y para todas las demás que históricamente tienen un tejido «un poco más reducido» en investigación, que se «replanteen los fondos europeos Feder para que tengan una repercusión mayor o diferenciada en nuestras regiones».
Según argumentó, en Castilla La Mancha «normalmente la mayor parte de las empresas son pequeñas o medianas» y tienen un sistema de investigación diferente al de las grandes, por lo que a su juicio «merecen una consideración distinta».
Rodríguez entiende que en aras a la «convergencia territorial» que deben tener los fondos europeos, es necesario que «se reconsidere esa financiación» y se haga «un capítulo especial» para las comunidades autónomas que tienen unas necesidades «diferentes y singulares» respecto a otras.
Desde este punto de vista, dijo, la «aspiración» de Castilla-La Mancha es la de «aumentar los fondos» que se reciben ya que «en algunos casos las convocatorias no llegan a cubrirse». Por eso la demanda principal es que se acomoden los requisitos a las empresas de nuestra comunidad de tal manera que «puedan acomodarse esos fondos a las necesidades reales» de nuestro tejido productivo.
El ministro, dijo la consejera, considera «totalmente racional» la petición del gobierno regional y ha «recogido» la propuesta con la intención de trasladársela a la Comisión Europea «para poder negociar con ello atendiendo a esta demanda». La demanda de Castilla-La Mancha llega en un momento complicado en el que los 27 países miembros de la UE discuten los nuevos prepuestos de la Unión, el llamado ‘Marco Financiero Plurianual 2021-2027’, tras la salida de uno de los principales socios como era Reino Unido.