«Aprendimos que la cultura es el desarrollo de un país»

L.G.E.
-

El actor Juan Diego, premio Abogados de Atocha 2020, recuerda sobre las tablas del Rojas la huelga del teatro en el 75: «Daba miedo que un Consejo de Ministros aceptaba el reto de los cómicos»

Juan Diego recibió el premio de manos del director del Instituto de Estudios Sociales, Antonio Arrogante y el secretario general de CCOO Francisco de la Rosa. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El acto de entrega de los Premios Abogados de Atocha fue una velada para las palabras. Y eso que no empezó con palabras, sino con música.  Fue la que brotó de la guitarra del joven Ariel Acevedo, al que no es difícil ver tocar a última hora de la mañana en la plaza de las Cuatro Calles. Llenó el toledano Teatro de Rojas con las notas del ‘Te recuerdo Amanda’, avivando en la mente de los asistentes las palabras de la letra de Víctor Jara.
«Uno de los asesinos de la matanza de Atocha ingresa en prisión en España hace pocas semanas, Carlos García Juliá. Que cumpla su condena». Esas fueron las primeras palabras que se oyeron. Las pronunció la presentadora, la secretaria de Formación Sindical, Carolina Vidal López. Y con esta sentencia y un aplauso arrancó el acto de entrega del premio Abogados de Atocha que cada año da CCOO Castilla-La Mancha.
El director del Instituto de Estudios Sociales de CCOO en la región, Antonio Arrogante, habló de las palabras para explicar por qué el jurado decidió entregar el premio al actor Juan Diego. «Cada vez que se intenta abordar alguna cuestión de controversia, se concluye que sea el diálogo el que lo resuelva, por tanto, las palabras», expuso, «en el jurado no hemos encontrado a nadie que trate mejor a las palabras que Juan Diego Ruiz Moreno».
Page saluda a Juan Diego, sentado entre el delegado del Gobierno Francisco Tierraseca y el secretario general de CCOO, Francisco de la Rosa. Page saluda a Juan Diego, sentado entre el delegado del Gobierno Francisco Tierraseca y el secretario general de CCOO, Francisco de la Rosa. - Foto: Víctor BallesterosRecordó que Juan Diego ya ha pisado anteriormente las tablas del Rojas, representando textos como los de ‘La lengua madre’ de Millás, un autor que dijo de él que «cuando entra en escena, la gente deja de respirar y los que tienen gripe, no tosen».
Antes de entregarle el premio, Juan Diego no pudo reprimir aparecer en escena para abrazar a Alejandro Ruiz Huerta, superviviente de la matanza, justo después de que este leyera todos los nombres de los asesinados. «Hay que decir sus nombres, así despaciosamente porque diciéndolos cobra sentido la historia y ponen armonía en el universo», explicó.
Cuando Juan Diego volvió a escena en el Rojas, esta vez para recoger el premio, y tomó la palabra, ninguna tos se oyó, como ya había pronosticado Millás. Por poco fue él quien se quedó sin palabras al ver la ovación y el cariño de los asistentes. «Bueno… y ahora qué? Porque hay que ver… os habéis hartado conmigo», empezó su discurso emocionado. También por la emoción tuvo que parar a mitad de su intervención cuando recordó a los abogados del despacho de Atocha y todo lo que les ayudaron a la organización de actores de teatro que habían fundado. «Lo que pasa es que inevitablemente se agolpan tantas cosas en la memoria de todos, por sentirte protagonista por el dolor de aquellos que murieron ayudándote en la huelga», confesó.
El nuevo secretario de Estado de Empleo (sale en el centro junto a Page) asistió al acto.El nuevo secretario de Estado de Empleo (sale en el centro junto a Page) asistió al acto. - Foto: Víctor BallesterosJuan Diego precisó que el primer movimiento en defensa de sus derechos fue en el 70 al pedir el día de descanso. Y luego llegó la huelga que convocaron en el 75. «Nunca me he sentido más gallina que el día que proclamamos la huelga», admitió, «pasé por un quiosco de periódicos, ¿recordáis ‘El Pueblo’, con aquellas letras rojas y negras? Decía ‘El Consejo de Ministros, aceptamos el reto de los actores’. Yo me cagué». Apuntó que «daba miedo que un Consejo de Ministros aceptaba el reto de los cómicos, que nunca habíamos supuesto nada en este país».
El eco de Juan Diego. Pero además de la lucha laboral, subrayó que «aprendimos que la cultura, el conocimiento, la palabra es fundamental en el desarrollo de un país». Juan Diego terminó su discurso no con palabras suyas, sino con las del poema de César Vallejo ‘Pedro Rojas’. Y las llenó del eco atronador al clamar que «lo han matado obligándole a morir» y con la voz rota por el llanto, pero fuerte para que pudieran ser bien escuchados los nombres de los asesinados en Atocha. Al terminar recibió un ovación como las que se ganan los grandes actores después de dejarse la piel en una función.  
«¿Os habéis dado cuenta cómo crece un actor cuando pisa unas tabla del escenario?», apuntó el secretario general de CCOO en la región, Francisco de la Rosa, cuando intervino justo después del premiado. Le dio las «gracias por hacernos amar el teatro, la cultura, por ese Estudio 1» y le reconoció como «uno de los nuestros». Las palabras que destacó De la Rosa fueron las de que recoge ahora el BOE con el nuevo Gobierno subiendo el salario mínimo o impidiendo el despido gratuito por enfermedad.
Alejandro Ruiz Huerta, un superviviente de la Matanza de AtochaAlejandro Ruiz Huerta, un superviviente de la Matanza de Atocha - Foto: Víctor BallesterosEl presidente de la Junta, Emiliano García-Page, que cerró el acto, habló de las palabras que no decía su madre cada vez que volvían a su pueblo y hacía por que pasaran por Talavera en lugar de por la presa. «Hacía por que no pasáramos porque su padre estuvo cuatro años construyendo la presa en represalia por la Guerra Civil, y le dolía, pero no lo decía nunca», contó.
Aunque el premio no se lo daban por su trabajo por la cultura, Page aprovechó para preguntarse «por qué en España la derecha siempre es refractaria con todo el que represente la cultura, el teatro o el cino y no creo que eso pase en Alemania y en Francia». Cree que se debe a que «la cultura de verdad es la que se ejercita en libertad», así que pronostica que «mientras siga habiendo alergia, salpullido con el mundo de la cultura, va a haber mucha gente inhabilitada en la derecha para entender de qué va esto».
El fascismo o la ultraderecha tienen mucho de antónimo de lo que defendían los abogados laboralistas. Y fueron palabras que repitieron muchos de los intervinientes, como la alcaldesa de Milagros Tolón, que pidió que como Juan Diego, nadie ceda en sus principios «frente a la ultraderecha y radicalismos excluyentes». El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey recordó que «lo que pasó nos alerta de los peligros del fascismo y la intolerancia, nos recuerda hasta dónde puede llegar la ultraderecha» y alertó de que «jamás debemos vanalizar el fascismo». El decano del Colegio de Abogados de Toledo, Ángel Cervantes, destacó de los abogados de Atocha que «por encima de ideologías, eran abogados, era gente comprometida con la defensa de los derechos y sus libertades».


Más fotos:

Ariel Acevedo tocó 'Te recuerdo Amanda' de Víctor Jara
Ariel Acevedo tocó 'Te recuerdo Amanda' de Víctor Jara - Foto: Víctor Ballesteros
Carolina Vidal arrancó el acto reclamando que cumpla su condena Carlos García Julià, uno de los asesinos que acaba de ingresar en prisión en España.
Carolina Vidal arrancó el acto reclamando que cumpla su condena Carlos García Julià, uno de los asesinos que acaba de ingresar en prisión en España. - Foto: Ví­ctor Ballesteros