«El soberanismo subestimó lo difícil que es crear otro país»

A.D.M.
-
«El soberanismo subestimó lo difícil que es crear otro país» - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El novelista y periodista Lorenzo Silva visitó la exposición sobre la historia de la bandera en el Museo del Ejército

ADM / Toledo
El escritor y periodista Lorenzo Silva, que ayer realizó una visita al Museo del Ejército para conocer la exposición temporal ‘Rojo, amarillo y rojo. La bandera de todos’, organizada con motivo de la conmemoración del 175 aniversario de la enseña, es consciente de la importancia que opsee el Alcázar. «Rompe con esa inercia viciada de que todo está en Madrid, cuando en ciudades como Toledo también puede disfrutarse de un magnífico museo». Según Silva, el Museo del Ejército hace historia «de forma eficaz» de un relato, el de la guerra, que forma parte del pasado de este país. «Al margen de que uno tenga simpatías hacia la guerra -ninguno tenemos mucha- o hacia la milicia».
Algo semejante, añadió, podría decirse de las banderas. «A la mayoría de los españoles nos ha costado trabajo ponernos de acuerdo sobre la bandera; en general, nos cuesta ponernos de acuerdo en todo, porque eso es consustancial al carácter español». Lo cierto es que «ahí están esas banderas: forman parte de la historia que se ha ido sucediendo, y representan o han representado la idea de una comunidad, esa comunidad que representa la nación para muchos». Ya el hecho de que mucha gente «haya dado su vida» por ellas las convierte en «dignas de respeto». Especialmente cuando, como sucede en España hoy, «la bandera surge de una constitución que refleja el consenso razonable entre los españoles».
Pero, como sucede en Cataluña, lo que atañe a la historia puede ser tremendamente complejo. «Al igual que Cervantes dijo: ‘Pensarán vuestras mercedes que es poco trabajo hinchar un perro’, en Cataluña se ha comprobado que lo mismo pasa con romper un país, escindirse, montar otra nación... Es mucho más difícil de lo que habían proclamado quienes impulsan ese proceso». Por ese motivo, añadió, «los independentistas están cada vez más divididos, en un momento de máxima discordia, y el supuesto líder espiritual de esa facción, Puigdemont, está cada vez más solo, más enfrentado al resto de sus correligionarios». Por último, el conocido novelista subrayó que desde el soberanismo no se han tenido en cuenta los poderosos sentimientos que unen a los españoles. «No era una tarea sencilla y la subestimaron». 
 
Nueva novela El escritor manifestó asimismo haber terminado una nueva novela, escrita a cuatro manos con su mujer, Noemí Trujillo, con la que podrían sentarse las bases de una serie tan popular como la de Bevilacqua y Chamorro. «En este caso no tendrá que ver con la Guardia Civil», añadió, sino con una inspectora de policía. «Su título va a ser Si esto es una mujer». Saldrá en mayo.