scorecardresearch

Un tercer cuarto mortal condena al Baloncesto Talavera

Miguel Moreno (ADG)
-

El equipo de Úriz perdió en Melilla por 89-75

Un tercer cuarto mortal condena al Baloncesto Talavera - Foto: Antonio A. Torres

Melilla Sport Capital Enrique Soler: Orrit (10), Stankevicius, Bilalovic (22), Fravert (13) y Fall (4) -quinteto inicial-, Poyatos (15), Ndiaye (4), Elan (9), Gallardo (7) y Ortells (5).

Talavera: Cooper (17), Ganal (8), Thomas (18), Álvaro Martínez (6) y Andrejevic (20) -quinteto inicial-, Castillo, Peris (2), Astilleros (2) y Bottenberg (2).

Árbitros: Sáez Ruiz y Chiva López (Comité valenciano).

Parciales: 17-16, 21-22 (38-38), 33-15 (71-55), 18-22 (89-75). 

Pabellón Guillermo García Pezzi. 600 espectadores.

El Talavera sucumbió frente al CAM Enrique Soler de Melilla en un duelo directo por tratar de salir de la zona baja. El conjunto talaverano acusó un parcial nefasto en el tercer cuarto y se complica la vida en la clasificación por su mala dinámica como visitante, ya que ha perdido en todos sus desplazamientos.

El primer contacto no pudo ser más positivo para los hombres de Ricardo Uriz. Liderados por un Álvaro Martínez total en ambos lados de la cancha, colocaron un tempranero parcial de 2-12 que provocó el primer tiempo muerto del conjunto azulón. La reacción no se hizo esperar y el conjunto melillense cogió desprevenido al Talavera en el regreso a la pista. Tras forzar varias pérdidas y correr al contraataque, los jugadores de Javier Nieto ganaron en agresividad, algo que les permitió dar la vuelta al marcador para irse por delante al final del primer cuarto con un 17-16 culminado por un dos mas uno de Poyatos.

El mal momento del cuadro talaverano se trasladó al segundo cuarto. Desde el minuto y medio final del primer cuarto, los jugadores del equipo blanco no consiguieron anotar ningún punto en más de cuatro minutos, hasta que Thomas rompió esa racha. El factor anímico de volver a ver aro impulsó al Talavera, que recortó la diferencia a dos puntos de la mano de Cooper. El base americano había desaparecido en el primer cuarto por un problema de faltas y su aportación en el segundo resultó clave para los intereses de su equipo. Se marchó al descanso con nueve puntos y un impoluto tres de tres en triples. Precisamente, el tiro exterior fue uno de los principales argumentos del equipo talaverano en la primera mitad, ya que anotó seis lanzamientos con un 50 por ciento de acierto, un porcentaje más que notable.

El regreso a la cancha le sentó muy mal al Talavera. En los primeros cuatro minutos del tercer cuarto, el cuadro melillense volvió a despegarse en el marcador con un parcial de 15-5. Un mate de Fravert puso el punto de exaltación máximo para el conjunto azulón y complicó la contienda para los hombres de Uriz, que descuidaron por completo la zona en este tercer período: los anfitriones llevaban 48 de sus 71 puntos en la pintura.

La sangría reflejaba un 71-53 casi insalvable al comienzo del último cuarto y el conjunto talaverano no aportó ningún tipo de reacción. Únicamente Andrejevic y Thomas tuvieron algún momento lúcido, aunque no fue suficiente para reengancharse a una contienda que finalizó con un resultado de 89-75, en un partido que el Talavera dejó ir en un nefasto tercer cuarto.