Nuevo expediente de resolución de contrato con Hidrogestión

Redacción
-

El PSOE de Valmojado pide la remunicipalización del servicio de forma cautelar y el alcalde se opone a la medida por ser «inviable». Agudo justifica en la falta de secretario la caducidad el anterior procedimiento

Nuevo expediente de resolución de contrato con Hidrogestión - Foto: David Perez

redacción /toledo
Con mal pie y bastantes reservas empezaba en 2013 la privatización del servicio de agua potable a favor de la empresa Hidrogestión en Valmojado. A los meses de la formalización de aquel contrato, la oposición inició una lucha judicial que va encadenando denuncia tras denuncia por «irregularidades e incumplimiento» de las condiciones del contrato en detrimento de los intereses de los vecinos de este municipio sagreño.
 La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento valmojadeño, Carolina Rodríguez, no alcanza a entender los intereses que ligan al «alcalde del municipio con la empresa para tener este matrimonio de conveniencia». Y es que Rodríguez lamenta, y sospecha de intereses ocultos, que se haya dejado caducar un expediente de resolución de contrato con Hidrogestión cuando existen «más que probados motivos para que sea así». Yañade a sus sospechas el hecho de que el primer expediente de resolución de contrato ya se iniciara con retrasos considerables ya que la gota que colmó el vaso fue la intoxicación de centenares de personas del municipio en enero de 2017. 
Tras aquella ‘plaga’ de gastroenteritis que dejó a casi todo el pueblo con algún síntoma -de mayor o menor envergadura- y a poco más de 10 afectados compensados económicamente por el Ayuntamiento -porque asumió la responsabilidad en contra de lo que opina el PSOE de aquel brote de gastroenteritis que estos llevaron a la vía judicial-, hubo un informe (en junio de 2017, seis meses después) de la técnico municipal que acreditaba  incumplimientos en las condiciones del contrato. Ahora bien, hasta enero de 2018 (un año después)no arrancó el trámite para iniciar el expediente de resolución de un contrato que el Grupo Socialista siempre ha visto con malos ojos. Pero «inexplicablemente» el procedimiento caducó y eso con la oposición -PSOE- inquiriendo constantemente sobre el asunto.
Sobre esta cuestión, el alcalde, Jesús Agudo, argumentaba que la falta de secretario fue la razón de esta parálisis además de que se produjeron las convocatorias electorales que impidieron seguir con los trámites cumpliendo plazos.  
Así las cosas, recientemente, en el pleno de septiembre, se aprobaba la caducidad del anterior expediente y se daba pie al comienzo del nuevo. Carolina Rodríguez señala que de momento ya ha pasado el periodo de alegaciones de la empresa (Hidrogestión) y confía, aunque no demasiado, en que este nuevo expediente no se deje caducar.
Ahora bien, señala, desde su grupo tienen dificultades para poder realizar el seguimiento de este procedimiento porque, critica, «están vulnerando constantemente nuestro derecho a la información que solicitamos» y «nos dejaron fuera de la comisión de seguimiento de control del contrato».
Sin embargo, el alcalde certificaba ayer que el procedimiento está siguiendo su curso y que en pocos días  habrán terminado la elaboración del expediente que será «remitido al Consejo Consultivo para que decida al respecto».
Respecto a la propuesta del PSOE  de aplicar como medida cautelar la remunicipalización del servicio mientras se dirime la resolución del contrato, señala Jesús Agudo que es una propuesta «inviable».
Dice desde el PSOECarolina Rodríguez que «existe esta figura legal» y también «la posibilidad real de poder llevarla a cabo». Y añade la portavoz socialista que el equipo de Gobierno del PP se niega a llevar esta propuesta a pleno  argumentando que el Ayuntamiento no tiene medios humanos para poder hacerse responsable de estas labores. Sin embargo, Rodríguez apunta a que «hay personal para ello» y, si no, «se podría realizar algún contrato temporal». Porque, estima la portavoz socialista,  con dos personas se podría llevar a cabo de forma cautelar las labores de Hidrogestión.
Por su parte, Agudo que insiste en que el Consistorio carece de personal preparado para desarrollar este servicio, indicaba que cuando el Consejo Consultivo emita su resolución se analizará cómo resolver la situación pero mientras tanto «es inviable por eficacia». «Quieren que Valmojado sea un caos» en materia de agua, aprecia el alcalde, «porque les vendrá bien a ellos, pero al pueblo y a los vecinos no les viene bien», sentenciaba el alcalde.

 

Un contrato litigado por la oposición  desde pocos meses después de su firma

Respecto al contrato con Hidrogestión insiste Carolina Rodríguez (PSOE) en las constantes irregularidades por parte de esta empresa y recuerda que existen numerosas denuncias y procedimientos en los juzgados. La primera de estas denuncias alertaba de que se cobra a los vecinos por la depuración de aguas residuales (en concepto de alcantarillado) que en realidad el Ayuntamiento abona a Aguas Castilla-La Mancha que es la entidad que realiza esta depuración. «Estamos pagando dos veces», reprocha Rodríguez, de modo que Hidrogestión se queda con el importe de depuración que no devuelve al Ayuntamiento.
Al respecto, una de las últimas acciones del PSOE fue solicitar en junio un pleno extraordinario para aprobar un punto por el que se acordara reclamar a Hidrogestión todo este dinero. 
Desde el PSOE también recuerdan que existen procedimientos penales por la disminución injustificada de la compra de agua de Picadas, por lo que reclamaron que se investigara si se mezclaba agua de este embalse con agua de pozo;  y por la contaminación que afectó a prácticamente todo el pueblo en enero 2017.
El alcalde, Jesús Agudo, recuerda a los denunciantes que hay informes «de tres secretarios distintos» que dan la razón al Ayuntamiento y considera que toda esta actividad judicial que están promoviendo «la están engordando pero sin tener éxito» en ninguna de sus acciones.