scorecardresearch
Miguel Trinidad

Mano a Mano

Miguel Trinidad


No va más

21/01/2022

El CD Toledo se juega su futuro en los próximos cinco encuentros, en los que se medirá a rivales directos en la lucha por la salvación. Una salvación que ahora se encuentra a 11 puntos, una distancia que será insalvable o no en función de los resultados de estas cinco jornadas ante UD Melilla y Atlético Mancha Real, en el Salto del Caballo, y a domicilio frente al Águilas CF, el Calvo Sotelo Puetollano y el CD Marchamalo.
Lograr los 15 puntos será vital para mantenerse vivos en la competición. Aunque los refuerzos llegaron con una jornada de retraso, varios ya han aterrizado y parece que van a ser importantes para el técnico Javi Sánchez. Por el momento, las salidas de Olmedo, Valentín, César Ortiz y Mamau van a suponer un balón de oxígeno económico para la entidad.
Asimismo, han llegado David Herrera y Andriu, este último con visos de ser titular desde el minuto 1. A falta de la inminente llegada de Kike Pina y del ansiado '9', el mejor fichaje sin duda del Mercado de Invierno sería la entrada del esperado Adrián Jiménez. El central-lateral es el llamado a liderar la defensa si le respetan las lesiones.
La mano de Guti y Javi Sánchez se va viendo poco a poco y si consiguen que los errores puntuales en defensa no les condenen, el equipo puede hacer una gran segunda vuelta, algo que ya realizó este cuerpo técnico con un Formac Villarrubia que estuvo a escasos minutos de salvar la categoría.
A pesar de ser un amistoso lo del pasado sábado ante el CD Móstoles URJC, las sensaciones y el resultado son un gran punto de partida de cara a la confianza para enfrentarse este domingo a la UD Melilla. Un rival que atraviesa su peor momento de la temporada tras sumar tan solo 5 puntos de los últimos 21 en disputa (uno más que el CD Toledo) y que de caer en el feudo toledanista se metería de lleno en los puestos de peligro.
La ruleta de la salvación ya ha empezado a girar y le queda poco para detenerse. Los jugadores, el cuerpo técnico y la afición serán los encargados de lograr que salga el número que le dé el premio. Hay que sumar de tres en tres, el croupier ya ha gritado el famoso «no va más».