scorecardresearch

Médicos de Yepes publican tratamiento eficaz contra la Covid

J.M.
-

El doctor Ignacio Morán firma, junto con otros médicos, los resultados de administrar antihistamínicos y azitromicina en las dos residencias de ancianos de esta localidad de la Mesa de Ocaña, con excelentes resultados en la curación

Ignacio Morán, médico en Yepes.

El médico de cabecera de Yepes Ignacio Morán acaba de publicar un estudio que trata sobre la eficacia de un tratamiento probado en los internos de dos residencias de ancianos de este municipio de la Mesa de Ocaña. Los antihistamínicos y la azitromicina figuran como base de esta receta contra la Covid-19 que ha dado muy buenos resultados en la curación total sin efectos secundarios. Faltan, eso sí, ensayos clínicos para confirmar la eficacia.

Así lo afirma en palabras a este diario el doctor, conocido en Yepes como 'Don Ignacio' tras más de 30 años de ejercicio en esta localidad de unos 5.000 habitantes. El tratamiento se administra a positivos y a los denominados contactos estrechos. Estos últimos no llegan a enfermar una vez que se les aconseja la toma de los antihistamínicos. «Tiene una amplia experiencia de uso en otras alergias estacionales», indica el autor principal del estudio, que firma junto a su compañera en Yepes Judith Alvarenga y Karina Villar, esta última trabajadora del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), con la colaboración de médicos internacionales como Sakae Homma, Kazuo Suzuki y Philip Fremont Smith.

El estudio ‘Tratamiento precoz de Covid-19 en Atención Primaria con antihistamínicos y azitromicina’ fue difundido hace una semana en una publicación estadounidense especializada en medicina, ‘Pulmonary Pharmacology & Therapeutics’ y se puede consultar aquí. Se fundamenta en la experiencia del doctor Morán en la atención a 84 pacientes ancianos con sospecha de Covid-19 de dos residencias de mayores de Yepes.

Así, fueron tratados precozmente con diferentes antihistamínicos, junto con la incorporación del antibiótico azitromicina en los casos sintomáticos. «Tuvo excelentes resultados en nuestra población, reduciendo la tasa de letalidad, ingresos hospitalarios e ingresos en UCI», destaca el estudio, que sigue un tratamiento «seguro y económico» que podría tener «un impacto crucial» en las tasas de morbilidad y mortalidad de los pacientes con Covid-19 y aliviar la carga de estos pacientes en los hospitales.

El tratamiento debe ser administrado inmediatamente tras la aparición de los primeros síntomas. El estudio sobre las dos residencias se centra en los 84 ancianos, con una edad media de 85 años. «No se informaron ingresos hospitalarios, muertes ni efectos adversos de estos medicamentos en nuestra población de pacientes», afirma desde la aplicación de esta combinación de fármacos. Y eso que a finales de junio, todos tenían serología positiva por Covid-19.

Esta combinación como tratamiento no es nueva para el médico Ignacio Morán. Desde hace años, lo administra a pacientes con bronquitis crónica o bronquiolitis, o para alérgicos en una zona con abundante olivar, arizónicas y pinos. «Me funcionaba bien esta secuencia de tratamientos», comenta. Desde el 'boom' de la pandemia, el doctor de Yepes comprobó que surtían efecto los antihistamínicos y la azitromicina. «Las personas que estaban previamente con el tratamiento (por las alergias) no enfermaban del virus», subraya el médico de 61 años.

De esta manera, Morán se ha decidido a publicar el primer tratamiento con antihistamínicos de la comunidad internacional del que tenga conocimiento. «El tratamiento cura a los pacientes y previene la enfermedad en los de más riesgo», destaca. «Si pones el tratamiento desde los primeros síntomas, la enfermedad evoluciona mejor», apunta el doctor que indica que, como consecuencia, bajaría la presión hospitalaria y en las UVI.

El médico publicó en el confinamiento en las redes del Ayuntamiento vídeos sobre la incidencia de la pandemia y continúa haciendo hincapié en las medidas de distancia social, uso de mascarilla y lavado de manos. Ahora, cuenta al mundo su experiencia en la Zona Básica de Salud de Yepes, que da cobertura a unos 10.000 vecinos de la localidad de la Mesa de Ocaña y de pueblos cercanos.

«Este tratamiento consideramos que es eficaz a la espera de que la vacuna cumpla los objetivos de erradicarla», señala el doctor.